Rogue One (película): paint in black

Si hay una cosa que siempre se le ha criticado a la saga de Star Wars, es que dentro de lo que es (películas de entretenimiento familiar y gran presupuesto) siempre han carecido de profundidad. Es decir, muchas son buenas películas, sus personajes han trascendido y formado parte de la cultura pop por años (y lo seguirán siendo) pero a nivel de profundidad de la trama siempre han sido ligeras muy ligeras. Pero eso se acaba de terminar con “Rogue One”, en la que con solo dos horas y media de película el universo de Star Wars ha recibido toda la profundidad dramática que le hacía falta y de hecho ha madurado de un momento a otro de una manera dolorosa y directa. Como suele ser esto de madurar. Y es que siguiendo esta curiosa tendencia de Disney de reinventar sus íconos para las nuevas generaciones (y que ha venido trabajando muy bien en el tema de sus “princesitas”) queda claro se le ha dado al equipo de Rogue One carta blanca para hacer una película a su gusto, pero sobretodo casi casi para un público adulto, y el resultado ha sido una pequeña maravilla, seria, bien elaborada, dramática y con mucha fuerza, que se ha convertido en un pilar de la saga, por el simple hecho de ser la más madura de todas las películas y sin dudas la más dramática, regalándonos un increible grupo de personajes nuevos y luego quitándonoslos para siempre (si, quitándonoslos). Tan simple como eso. Y es raro si pensamos, volviendo al inicio de este post, que Star Wars es una de esas franquicias que se basan precisamente en ser de corte ligero y familiar; y luego en vender millones de juguetes y mercadería relacionada. En el que el “malo más malo de todos los tiempos”, y también el más acartonado, se reinvindica por amor a sus hijos al final. Pero para el caso, Rogue One es una película bélica como cualquiera y como las mejores, en que las ideas de guerra, sacrificio y muerte han sido presentadas tal cual son, descarnada y directa y sin apelaciones (lo que debe de haber originado muchas saludables conversaciones entre padres e hijos pequeños). Nos ha contado de una manera muy directa que todo lo de la “fuerza” está bien, pero que hay una guerra de verdad y la gente ha muerto en ella, que no todos tienen un sable láser y un destino manifiesto, que muchos han sacrificado su única vida peleando precisamente para tratar de tener una mejor vida. Sin apelaciones, sin maquillajes, sin vueltas: en las guerras muere gente, y esa gente bien puede ser la gente que uno quiere. Y así avanza Rogue One: con nervio, con aplomo, sin asustarse, con la desición tomada y sin pensar en endulzarse para que todos seamos felices, esto casi no es Disney, y si somos justos casi no es Star Wars tampoco, bien podría ser cualquier historia de guerra con escenario espacial y aun así seguiría funcionando tan bien como lo hace, y eso es porque es una buena película por si misma, que no se acurruca en sus “antepasados” y que más bien tiene claro que quiere ser ella misma por que se sabe final, única, definitiva, inapelable… y que por ello quiere ser recordada. Y cuando comienza el último tercio ya es tarde: te vas a pasar con un nudo en la garganta todo el rato mientras la película se conecta completamente a su universo, explicando montones de cosas de él, pero sin cortarse un pelo en ser amable con el espectador y cerrando los cabos sueltos con nudos firmes y defintivos. Es una guerra después de todo, la historia de las victorias las escriben los ganadores y las canciones alegres las escuchan los sobrevivientes.

Jyn Erso era una pequeña niña viviendo feliz en el corazón del más vasto imperio galáctico que la humanidad haya visto. Su padre es un importante científico respetado por todos y ahora encabeza un proyecto que cambiará el destino de la galaxia… y es en ese momento, según lo recuerda ella, que las cosas empezaron a ir mal por que ese proyecto es la construcción del arma más monstruosa jamás vista, una capaz de destruir planetas enteros con un solo disparo. Jyn Erso es la hija del hombre que fue capaz de imaginarse la Estrella de la Muerte y el cómo hacer que semejante arma funcione… pero que en algún momento se dio cuenta de lo que estaba haciendo y decide desaparecer con el conocimiento que permitiría terminar con el proyecto… y salvar así a su familia y millones y millones de vidas y planetas. Pero el destino de Jyn es mucho más rígido de lo que ella si quiera puede imaginar, y su nombre y lo que le va a tocar hacer para limpiar el nombre de su padre es tan grande que probablemente la historia no se tome la molestia de recordarlo. Pero… ¿qué más da? alguien tiene que hacer lo que se tiene que hacer y pagar el precio que se tiene que pagar. Y ese alguien sin duda es la joven delincuente Jyn Esro.

4 Responses to “Rogue One (película): paint in black”

  • azrael26:

    Donnie Yen esta increible y se anota una frase clasica para el fandom, aparte estas al tanto que despues de la primera vista de la pelicula los ejecutivos de Disney pidieron un retoma de nuevas escenas para la pelicula pues era demasiado oscura, caray me encataria ver como era originalmente ese corte pues lo que hemos visto no es que digamos un canto de felicidad

    • Shigure Souma:

      Ojalá que con lo bien que le ha ido y las críticas positivas, alguna versión en BD sea el “directors cut” respectivo y no solo las escenas borradas… sin duda ha podido ser más oscura de lo que ya es.

  • frankoh:

    Aunque no deja de asustarme que Disney explote la franquicia a más no poder y nos haga tragar SW hasta el hartazgo, debo admitir que Rogue One les ha salido muy bien. Una peli profunda, los malos son malos, pero los buenos no son tan buenos y se cuestionan sus propios actos y ni siquiera tienen consenso en sus dirigentes. Lo mejor es que no han tratado de edulcorarlo (demasiado) hasta el punto <<>> que todos se mueren y no hay una milagrosa nave saliendo a ultimo momento de entre las explosiones.
    Bastantes guiños para los fans, incluyendo la aparición de Moff Tarkin y una joven Leia. Sin embargo me parece que la presencia del personaje de Saw Guerrera es totalmente irrelevante y no aporta mucho. Finalmente, lo curioso de que varias escenas de los trailers no aparecieron el la pelicula (?). Buena peli, incluso diría que mejor que SW7

    • Shigure Souma:

      Lo que pasa es que SW7 esta pensada para revitalziar la franquicia y generar todo un blockbuster para la siguiente década. Esta hecha con bisturí para que sea así. Tanto que incluso las feministas han tendio que admitir que Rey no es una princesita que necesita ser rescatada. Pero Rogue One es una película bélica, con pasajes oscuros, algo de mala leche y sin ninguna consideración en cuanto a que hay niños en la sala y por tanto los buenos no deberían morir. Ciosa curiosa, cuando Saw muere, cuando me di cuenta que solo tenía papel de mensjaero del destrino, en ese momento me di cuenta que en la película todo iba a salir mal, que empezaba un viaje de un verdadero escuadrón suicida. Así que cuando los dos toman el ascensor luego de la transmisión me dije: que dulces, todo el plot romántico lo vamos a resumir en segundos antes de morir… y así fue, y ni tan romántico, casi casi fue solo un “gracias”. Hasta en eso la película me convenció. Ya no digamos que nuestro droide de turno también fue muy “fácil de querer” (de odio Jar Jar Binks). Asu manera es mejor que SW7, ya que es bastante más libre de decir lko que quería decir. Y Jyn le da en el piso a todos sus “primos”, es un personaje mucho mmás trabajado que Luke, Leia, Rey, Kylo y todos los demás.

Leave a Reply

Mis pulgas
Archivo Souma
¡Sigue al pajarito!
Perro G+
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 27 other subscribers