Cinderella (Película, 2015): patacon, pisao

A pedido de la señora Souma nos ponemos a ver esta pela, que ya en su momento se nos pasó y que (al menos yo, fan de las princesas Disney) tenía pendiente principalmente por la curiosidad que me da todo este rollo de actualización que Disney le anda dando a sus princesas emblemáticas. Bueno, que no son suyas tampoco ¿no? entonces, a las princesas de los cuentos de hada. Así ya hemos visto ehercicios notables de argumento como en Maléfica en donde la más mala de las malas resulta que era buena, vimos una Bella (muy bella) pero completamente actualizada y ahora nos toca con LA princesasa. Así es, si hay una princesa que represente todos los… er… valores… princiseriles, fomentadora de principes azules (y su interés en el mercado del calzado), culpable indirecta de que muchas mujeres consideren que salir corriendo sin dar una explicación sensata es mejor que… dar una explicación sensata, esa es precisamente, la Cenicienta. Arquetipo pero de esos. Y aunque hay que decir que a esta cinta no tuvo la acogida esperada en taquilla, tampoco es que sea una mala película. Es clara en lo que quiere contar, poco inspirada en su dirección pero eficiente en sus resoluciones, por lo que se deja ver sin novedad y su plato fuerte vendría a ser lo que comentaba: su trama y personajes “adaptados” y en cierto sentido rellenados con información. Tal es así que podremos ver en esta cinta cosas que en el cuento clásico son solo mencionadas al paso, dando sustento a las acciones de alguno de sus personajes, sus motivaciones y en especial a cosas, que en verdad no aportan pero si dan curiosidad… como por ejemplo, el ajetreado regreso de Cinderella a su casa, con toda la magia desapareciendo a su alrededor.

Hija única de un próspero comerciante, Ella ve que su mundo se derrumba al morir su madre, quien le aconseja antes de partir que deje que su bondad haga magia a su alrededor. Pasado algunos años, su padre se vuelve a enamorar y se casa de… bueno ya sabes que las madrastras están mal vistas, que las hermanastras son una plaga, y que la otra monga de Ella, de puro amable y bondadosa, termina viviendo en el ático y trabajando de empleada. Pero vamos, esto es un cuento de hadas, tiene que haber un hada madrina en algún lado que quiera hacer horas extras, algunos ratones y lagartijas que transforman en servidumbre y sobretodo necesitamos un carromato auspiciado por algún grupo de veganos, que Ella tiene que asistir a un baile real y conocer a un prínicipe cianótico… digo, azul, de esos (como dirían mis amiguchas) que esté “pa´ comer y pa´ llevar” y “echele todas las cremas”. Por cierto, al final de esta pela hubo su toque de venganza, lo cual me gustó. Una microdécima de gramo de revancha y sentido común que me hizo reconciliar con el mundo.

Leave a Reply

Mis pulgas
¡Ladridos acertados!
  • 2,424,190 hits
Huesitos Sueltitos
028 hilarious-cat-snapchats-7-5948f03f90fbf__700 04
¡Sigue al pajarito!
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 912 other subscribers