Posts Tagged ‘2017’

Los “Comedy Wildlife Photo Awards” y las fotografías más divertidas de la naturaleza del 2017

Fotografía. Naturaleza. Lo primero que se nos viene a la mente son hermosas imágenes que nos hablan de la belleza natural de nuestro planeta y de los animales que los pueblan (con alguna suerte también recordaremos lo mucho que nos empeñamos en acabar con toda esta belleza). Pero ya hace tres años los fotógrafos Paul Joynson-Hicks y Tom Sullam decidieron que ya estaba bueno de tanta “seriedad” y que la naturaleza (y la fotografía) tenían su lado divertido y que bien valdría la pena mostrarlo. Porque cosas hacen tanto bien al alma humana, que echarse unas risas. Con la ayuda y la organización de la fundación The Born Free, el concurso pretende conseguir, a través de una mirada más lúdica y entretenida, la conservación de todas las especies en el planeta. De esta forma, la risa se convierte en el arma más poderosa de concienciación medioambiental. Para esta tercera edición, y tras las dos muy exitosas ediciones anteriores, se han registrado 3500 fotos para la competencia, llegadas desde 86 países diferentes. El ganador será declarado tras el… bueno… supongo que muy profesional, pero poco “serio” (esa revisada de fotos debe ser un jolgorio) escrutinio de un staff de fotógrafos profesionales y el premio en juego es un trofeo artesanal hecho por personas con discapacidad en un taller de Dar es Salaam (Tanzania), además de una semana de safari para dos personas en Kenya. Para reirse a mandíbula batiente y concientizarnos acerca del cuidado de la naturaleza ¿qué más podiamos pedir? Veamos ahora algunas fotitos que están participando y si quieren ver más fotos o interesarte en el evento, una vueltita por acá por favor.

“¡Chist!”, antología de Les Luthiers (Recital, 2017): de lo bueno, todo (y me quedo tranquilo, hay para rato)

Creo que lo primero que quiero decir aquí, va a ser un comentario personal: si no fuera por mi esposa no hubiera asistido a este recital, con dos de mejores mis amigos. Casi casi me ha puesto un guardapolvo, me ha dado mi lonchera y me ha mandado a que me divierta… porque nunca salgo y ya huelo a guardado… y mis siempre conspicuos amigos no se aburren de invitarme (algo que les agradezco desde el alma) y yo de hacerme el tercio, por mis condenados desoredenes de personalidad. Que el mundo no me va a comer, dice mi señora. Y ella no ha querido ir, pese a que también le gusta, porque en esa increible forma pragmática que tiene de ver el mundo ha preferido pagar por una entrada más cara para el fanático (osea yo) y ella quedarse en casa a hacer algo que es su hobbie favorito: marmotear en nuestra camota, jugando con su gata y ponerse “Chill and Netflix” con sus doramas coreanos. Pero entremos en tema… lo que más me preocupaba de la presentación de Les Luthiers en Lima era sin duda los “nuevos integrantes” y lo que eso signfica para una agrupación de músicos que fácilmente superan la base siete y de los que ya tuvimos la mala suerte de ver partir a uno y fallecer a otro. Así que la cuestión que tortura a los fans es obvia ¿sobreviría la agrupación a un impostergable recambio generacional? ¿o es que con ellos se acabó todo? pues bien… la buena noticia es que Carlos López Puccio, Carlos Núñez Cortés, Jorge Maronna y Marcos Mundstock han conseguido en Horacio “Tato” Turano y Martín O’Connor, las piezas de recambio necesarias para poder seguir su andadura (un cantante de polendas, de “deveras deveritas” y un músico consistente que de soporte musical real a la piruetas de los demás). Que esperamos sea por muchos pero muchos años más.

En ese sentido, ya hablando del recital en Lima como tal, un montaje cómico musical, todo está intacto. Es cerrar los ojos y sentir que su trabajo es atemporal y que es lo mismo, en cuanto a su calidad, tenerlos ahí delante tuyo que escucharlos y verlos en un medio digital. Y que podrían seguir haciéndolo para siempre. Simplemente una delicia escuchar a Marcos decir “Mastropiero” y que el público empiece a aplaudir con tanta algarabia que no lo dejan continuar. Pero sería injusto decir que eso es todo, que basta con escucharlos… hay que abrir los ojos y disfrutar del despliegue escénico, la fuerza física, los gestos, los movimientos, la energía sorprendente en este grupo de hombres mayores. Las muecas en sus rostros, las improvisaciones fuera del guión que devienen en risas sinceras e inesperadas (y el talento para agarrar al vuelo la broma nueva y darle un buen remate). Y por supuesto que también son deliciosas las impecables interpretaciones musicales en vivo, las cuales ya de por si pagan las entradas, al margen de todo el humor que viene en el paquete. Te sientes, empiezas a reirte y para cuando acaba tienes el diafragma adolorido y la mandíbula acalambrada y estas muy pero muy feliz. Reglón aparte merece “Tato” Turano, quien lleva la carga de ocupar (nunca reemplazar) el espacio vacío de Daniel Rabinovich, lo cual a primera impresión tiene pinta de labor imposible, pero él consigue a base de demostrar precisamente que no es su deseo reemplazarlo, sino más bien que su participación tiene pasajes de sincero y sentido homenaje, se mete al bolsillo al público porque resulta siendo un tenor lírico de primera línea, que no tiene ningún miedo en usar su voz y que tiene su propia versión de humor, el cual agrega al menú con todo el derecho del mundo. En suma un adecuado integrante nuevo, para un “Les Luthiers ver. 2.0” del cual veremos partir en algún momento a los demás integrantes fundadores, pero con la esperanza de que los que vayan quedando puedan seguir con el legado. El mundo necesita que así sea.

It (Película, 2017): la payasada macabra

Luego de ver la película vieja… ok, si se que en realidad es una miniserie y que lo que han hecho en Netflix es remontarla para que sea una película de tres horas, lo se, pero como yo nunca vi la serie vieja me toca asimilarla como la he visto por vez primera: como película, así que así me referiré a ella… por ahora, pues pienso ponerle las manos a los episodios de la miniserie para ver si el montaje de Netflix fue adecuado o no. Muy bien, muerto por la curiosidad (y con una gripe tremenda) terminé llegando al cine con la señora Souma para ver esta nueva versión. Y eso es lo que dejaremos claro desde el saque: que esta película es una nueva adaptación, más pegada a la novela de Stephen King (me dicen, yo ya estoy buscando el libro para darle una leída, sobretodo por cierta “escena” final que ha levantado polémica y nunca fue puesta en la película y la miniserie) y que deja muy en claro que tendrá una segunda parte. Para decirlo sin mayor spoiler, en la película vieja se mostraba con flashbacks la adolescencia de los protagonistas y su reencuentro años después, para el mismo fin que los unió en su adolescencia; pero en la nueva sólo veremos la parte de la adolescencia (tal como en el libro) llamándola “Capítulo I” y mientras lees esto ya se empezó el rodaje del “Capítulo II” que como es obvio decir nos traerá la historia de estos mismos niños reunidos muchos años después en la ciudad de Derry, para jugarle un segundo round a Pennywise (que en esta película es realmente aterrador, dejando incluso al de la película vieja menos atemorizante que Ronald McDonald).

Muchos son los cambios entre ambas versiones, pero lo básico es lo básico: tenemos a un grupo de chicos, considerados “perdedores” por su forma de ser y excentricidades, quienes se involucran primero con una estela de asesinatos (a raíz de uno que les incumbe particularmente) y luego con un aterrador ser con forma de payaso, quien parece ser el responsable no solo de estas si no muchas  y muchas más tragedias a lo largo de los años. Unidos por sus similitudes y sintiendo que deben hacer algo con lo que saben, y sabiendo que nadie más les va a creer, se lanzan a enfrentar al ser con sus pocos recursos pero con la certeza que el mantenerse unidos los hará más fuertes. O al menos eso es lo que quieren creer, mientras se acercan cada vez más al lugar donde se encuentra el payaso que los aterroriza.

Okja (Netflix, 2017): somos lo que comemos

Me habían hablado maravillas de esta película y leí sendas críticas de ella, que ahora se, se merecería mayor cobertura aun cuando me produce sentimientos encontrados en cuanto a lo que nos quiere contar, como lo cuenta y que mensaje tiene en su interior (yo que francamente odio las películas con mensaje tanto como me cae mal Coelho y sus libros de auto ayuda). Lo cierto es que lo primero que quiero decir es que es una maravilla de película, digna de ser vista y pensada, pero aunque está calificada como apta para todos no me parece muy recomendable que la vean peques muy peques, especialmente su último tercio, que tiene detalles cruentos que van a necesitar explicación y algo de… bueno, van a tener problemas los papás en algunos puntos. Esta co producción entre Corea del Sur y Estados Unidos cuenta cuenta con un buen casting (aunque a Lily Collins no le va el color de pelo rojo) y un notable presupuesto para la animación digital de su personaje principal (vamos, Okja no existe… ¿O si?) y compitió por la Palma de Oro de este año y claro se encuentra disponible en Netflix (en donde no está doblada al español, otro indicativo que no es para niños). Lo único que me fastidia de Okja es su clara (obvia) intencionalidad de sensibilizarnos en el tema del tratamiento ético de los animales que se crían para ser convertido en alimento para las personas, que es en el fondo de lo que va esta cinta. Mi esposa me pregunta si es verdad algunos de los puntos que se ven aquí y lo le digo que si, que en la película puede que los esten presentando como lo más infernal del mundo, pero que básicamente es verdad lo que se está viendo (en lo que se refiere a como es una factoría productora de carne a.k.a. “camal”, por ejemplo). Pero ese tema, no es tema para el blog perruno y de lo que yo estoy hablando es de una película realmente recomendable… lo que hagan con el mensaje y como los toque, ya es un asunto personal.

2007. La compañía multinacional Mirando ha decidido limpiar su imagen (manchada por algunos incidentes de contaminación ambiental y grave maltrato laboral en su pasado) con un ambicioso plan de reproducción de un animal al que han llamado “supercerdo”. Un mutante de cerdo encontrado en Chile el cual puede crecer a un tamaño descomunal, con el cual pretenden ayudar a luchar contra el hambre en el mundo, pero quieren hacerlo de una manera natural: luego de encontrar al primer supercerdo han conseguido reproducir in vitro su mutación y ahora 26 de estos nuevos supercerdos serán criados en 26 puntos distintos del mundo, para que dentro de diez años de vida limpia y sin manipulación, seleccionar a aquel que haya desarrollado más y basándose en sus datos, repetir la experiencia a gran escala y poder erradicar el hambre con carne saludable de la nueva especie animal. 2017. Mija es una niña que vive en una montaña remota de Gangwon, Corea del Sur, que es uno de los habitats seleccionados para criar un supercerdo y ver que tanto crece. El suyo se llama Okja, es hembra y es su mejor amiga y junto con su abuelo, quien es a quien se le encargó criar a Okja años atrás tienen una vida pacífica de días hermosos. Pero lo que no sabe Mija es que han pasado ya diez años, Okja es la más grande de los 26 y ahora Mirando viene a llevársela… y lo que no sabe Mirando es que Mija no está dispuesta a dejar que conviertan a su mejor amiga en chicharrón extra large.

La Peor de las Brujas (Serie de TV, 2017): o la peor de las historias de brujas

Justo tras escribir mi post de Little Witch Academia, uno de mis amables lectores (¡Gracias Yoshua!) me recordaba un referente claro y directo para esa serie de anime, incluso más directo que Harry Potter, en una serie que hace muhcos años vi por parte (osea cuando estaba tomando lonche al final de la tarde) en un canal de antena fría por aquí y que era, ahora recordando, lo que vemos en el anime: una niña humana que desea ser bruja y que termina en una escuela para ello, pero no las tiene todas consigo. No me pareció particularmente esta serie británica del año 2000, que completó tres temporadas a pesar de su bajo presupuesto, y que se basa en los libros homónimos de Jill Murphy. Así que cuando vi que Netflix la acababa de poner en su parrilla de programación, supuse que era la serie vieja y me dispuse a verla. Craso error porque la serie no era la vieja y esta nueva ha resultado ser bastante decepcionante ya empezando por su, nuevamente, bajo presupuesto, espantoso casteo y actuaciones más que lamentables (¡especialmente de los adultos!). Soporífera hasta el estreno y dando botes por la trama sin tener un norte fijo. Osea, es una historía fantástica acerca de brujas, una historia para niños que no debería tener grandes profundidades, pero me imagino que hasta la brujería choca contra esa pared inapelable que se llama sentido común y no ser divertido. Pero en fin, producida este año me temo… no, espero… no estar tan desesperado nunca para ver un par de episodios más de esta serie.

Mildred Embrollo es una niña torpe pero de buen talante, a quien su vida se le va converir en algo completamente diferente al conocer a Maud Luna, una jovencita bruja algo pasada de peso, a quien ayuda a llegar volando en escoba hasta la Academia Cackle y quien la mete en el proceso se ingreso de la academia. Sin ningún conocimiento mágico previo (aunque en su familia debería haber magia en algún pariente) Mildred hará su mejor esfuerzo, y puede que algo más allá, para que la dejen quedarse a conocer el fantástico mundo de las brujas, en el que nadie creería ¿podrá solo con su fuerza voluntad y mente despierta, lograr que la acepten?

Ready Player One (Trailer): ¿vuelve el héroe? directo a golpear en el kokoro friki-geek

Y para cerrar lo que más me llamó la atención de la Comic Con de este año, tenemos este trailer del ¿retorno? de Steven Spielberg a la pantalla grande. Director con aciertos y tragedias, lo que parece tenerse entre manos es cosa seria y de grandes dimensiones. No hace mucho volvía a ver ese manual de como hacer una película de contacto con extraterrestres que es Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, y que anda envejeciendo tan bien y me preguntaba porque no el bueno de Steven se soltaba una pela así con temas de nuestros tiempos… y zuacate, me sale con Ready Player One, que sin importar por donde la mire no le veo puntos flacos y es que su principal punto flaco, que vendría a ser el chupar de todo para armar su estética visual es su principal punto fuerte. Sigo mirando y mirando el trailer y mi corazón salta cuando le pesco alguna nueva referencia cruzada, ya sea de las fáciles o de las trancas. No creo que haya uno solo que se precie de ser geek o friki que no quiera medir fuerzas luego con esta película a ver si se las sabe todas. Y ya me imagino la de reviews que se harán tras su estreno haciendo la lista de las referencias. Ya desde ese lado estoy perdido: tengo que verla. Y del lado de la trama… uhm… uhm… si, me parece que es un buen tema para juguetear un rato y que pre-ci-sa-men-te hace juego, y me imagino que jugará, con todo este tema de las referencias y los guiños. Y ahora solo toca esperar pues esta película podría ser solo un bodrio palomitero de alto presupuesto y muchas infulas, o convertirse en la nueva fábula que gráfique nuestros tiempos.

Ya tenemos trailer para el Especial de Navidad de Doctor Who… ¡pero aun no tenemos más respuestas acerca de 13th!

Y si, mientras el fandom de DW se termina de chamuscar, por ahora ya en plan de cenizas y últimos estertores tras la elección de la primera actriz que interpretará al “doctor” pero también ya todos bastante más calmados (y toneladas de amistades adoloridas y gente baneada de lugares de discusión), la BBC, muy oronda ella nos presenta lo que se tiene entre manos para el clásico especial navideño que las series de TV en Inglaterra suelen tener, el cual valgan verdades a veces pasan sin pena ni gloria (típico episodio extra con motivos de renos y papa noeles) y en algunos casos han significado verdaderos terremotos en las historias de muchas producciones. Pues bien, le toca a Doctor Who (y pinta que será de esos que sacuden en los últimos minutos) pues la trama pinta como que muy interesante con dos doctores interactuando (el “original” y 12Th) pero de 13th… nada ni un pelo, aunque es fácil predecir que este especial termine con su aparición. Nos armaremos de paciencia y a esperar.

La JLA (y DC) sacan las garras con este nuevo trailer ¡Es ahora o nunca!

Y luego de muchos años de una relación agridulce con sus dos principales héroes (casi diriamos los dos principales héroes de todos los tiempos) y las películas que se hicieron de ellos, la DC parece estar llegando al punto al que quería en cuanto a narrativa y presentación para sus filmes. De hecho, el éxito de Wonder Woman le está aportando un colchón agradable de taquilla y expectativa para moverse cómoda hacia la que tiene que ser su película definitiva: La Liga de la Justicia reune a sus nombres más emblemáticos… la pifian aquí y la pifian en lo más grande que tienen. Basta ver como han planteado este espectacular trailer (quien lo comienza) para darnos cuenta que la tienen clarita y ya no más. Toda la carne en el asador y buena suerte DC; en cuanto al boy scout volador no tengo mucho que decir, pero Batman necesita urgente regresar por lo alto, alejándose de las películas de Nolan (y su realismo urbano) y juntarse con sus compañeros a “luchar por la justicia”  en toda una nueva etapa. Nos los estas debiendo DC.

Bright (Trailer, 2017): lo nuevo de Netflix puede ser pan con mango o una jodida genialidad

Viendo su trailer de lanzamiento, presentado en plena Comic Con uno se pregunta que se ha fumado este equipo creativo, a qué nos quiere llevar y si donde sea que nos lleve esto se podría convertir en una nueva fórmula a la que sacarle hasta la última gotita de plata a nuestras costillas. Y es que la mezcla de elementos de diferentes géneros luce a primera vista realmente dura, pero poco a poco según el trailer avanza se siente que podría funcionar en las manos correctas y con el guión correcto. Policías, explosiones, asesinatos, pandillas, hadas, elfos, orcos, varitas mágicas, tolerancia multicultural y racial… y por supuesto su misterio de rigor. Con lo mal que se está tomando la gente la adaptación aun no estrenada de Death Note ¿hace bien Netflix en encargar este proyecto y dárselo al director que la pifió horrible con “Escuadrón Suicida”? pues no lo sabemos, pero nos enteraremos sin duda el 22 de diciembre próximo.

Cuando toca actualizar tu canción, la cosa se pone peculiar… ¡”Ironic” y “Olvídame, y pega la vuelta” versión 2017 son muy graciosas!

Cuando yo era chico… vamos, en serio, yo tengo 40 añotes y ustedes no saben que era tener 11 (y en primero de secundaria) y la única forma de hablar con la chica que te gustaba era llamarla a su casa, a su teléfono fijo que solía estar en medio de la sala (en donde por lo general vegetaba la familia completa viendo cualquier enlatado en los ocho, máximo diez, canales de TV que teniamos), y correrte el riesgo de que te responda su papá… o escuchar a lo lejos que ella decía “dile que no estoy”. Para eso había que tener dos de esos que ponen las gallinas. Tampoco se imaginan lo que era copiar y copiar a mano de un cuaderno prestado por que las fotocopiadoras “las acababan de inventar” y la cosa era cara y solo para emergencias. ¿Internet? ¿Compu en casa? nah, eso era casi ciencia ficción. Y el tiempo pasó y vean todo lo que tienen ahora… pero… ¿y si algunos de los temas de ese entonces, es decir, de la música que creció contigo… er… la actualizaramos a nuestro ultra rápido y azaroso mundo moderno? Una en inglés, una en español. Ambas clásicos indiscutibles e inolvidables de sus momentos. Les van a encantar.

Mis pulgas
¡Ladridos acertados!
  • 2,430,366 hits
Huesitos Sueltitos
059 005 17
¡Sigue al pajarito!
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 916 other subscribers