Posts Tagged ‘Crunchyroll’

Miss Kobayashi’s Dragon Maid (Serie de TV, 2017): ya ni a los dragones se respeta, caracho

En medio del frío y bajo las frazadas la señora Souma, nuestros gatos y quien escribe esto vamos navegando por el Crunchyroll en busca de que ver hasta que nos quedemos dormidos y lo escogido es este anime del que estoy viendo bastantes comentarios y pics por la web… y termina siendo lo que parecía que era: otra de esas series romántico-cómicas, con un plot extraño, mucho moe y calzones. Pero por lo menos es entretenida, digo yo. Así que uno, dos, tres episodios…. sin darnos cuenta. Y tenemos que apagar la tele porque es tarde y hay que levantarse temprano… lo moe cómico no es lo mio, pero la dragona y los dragones que van llegando luego (si, hay más) son personajes simpáticamente construidos y la serie tiene muy buenos momentos, así que supongo que la señora Souma, los gatos y yo veremos más de esta seriecita.

Kobayashi es una oficinista con una vida bastante aburrida y una actitud de otaku ante ella. Vive en un pequeño apartamento sola y todo lo que hace es ir y venir del trabajo, hasta que en una borrachera terrible le salva la vida a una dragona llamada Tohrua quien invita a vivir a su casa. Lo cual ocurre al día siguiente cuando Tohru, en su forma de enorme dragón lanza llamas, llega hasta su casa… y luego se convierte en una muy moe chica humana (exceptuando la cola de dragón y sus cuernos de dragón) que desea retribuir el favor a Kobayashi convirtiéndose en su sirvienta (con traje de maid cosplayer incluido)… al principio Kobayashi no acepta, pero luego termina admitiendo que tener una dragona como mucamatiene sus ventajas… bueno, hasta que las desventajas también aparece.

Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu (Serie de TV): el solitario arte de ser un narrador de cuentos

Este anime es una oportunidad única de conocer aspectos de la cultura japonesa que así no más no llegan a nosotros, mucho menos através de medios tan volátiles y frívolos como son el anime y el manga. Basado en el manga de Haruko Kumota, tenemos aquí que ha conseguido una OVA de dos episodios y una serie de dos temporadas, las cuales se pueden encontrar en Crunchyroll y que yo les recomiendo mucho. Pero ojo, este anime no va a ser como el anime que ven regularmente, de hecho no se parece ni siquiera al anime que hay en la actualidad y creo que es precisamente eso lo que lo hace destacar como una perla en el fango. Tenemos aquí por un lado un dramón de esos dramones, triángulo amoroso y amistades inquebrantables, que se retorcerán más allá de lo humanamente tolerable para solo generar más y más dolor a sus protagonistas; mientras que al mismo tiempo vamos conociendo el arte escénico del rakugo, un… a ver, como lo explico fácil… es como el stand-up comedy, tenemos aquí a un artista que sentado en un cojín en el escenario cuenta historias humorísticas, tradicionales, “picantes”, de terror, etc, y solo tiene su propia voz, su cuerpo, un abánico y una toalla para interpretar a los personajes de su historia, interpretación que dura entre 15 y 20 minutos. Arte que data del siglo XVII, el rakugo es ciertamente un tipo de entretenimiento popular que ha sobrevivido a todos los embates culturales que ha tenido Japón y que aun luce fuerte en ciertos lugares del país, calculándose en al menos 500 los rokugokas activos pero que al mismo tiempo podría desaparecer por completo de un momento a otro si es que no hay nuevos jóvenes que se inscriban en sus academias, las cuales son tan estrictas y exigentes como las de las artes marciales. Se dice que un rakugoka profesional, sabe de memoria más de 100 obras, y eso quiere decir no solo el texto, sino las inflexiones vocales y los movimientos del abanico y la toalla, tal y cual se las enseñó su maestro. Y en este anime veremos mucho de este entrenamiento y muchos pero muchos fragmentos de los rakugos más conocidos y/o controversiales como “dekigokoro” o “shinigami”.

Es la era Showa Genroku (1960-1970… creo que urge un post explicando esto de las “eras” japonesas) y un joven ladrón de poca monta es liberado por buen comportamiento. Pero el hombre que entró a prisión no es el mismo hombre que sale de ella. Durante su estancia en la carcel se les ofreció a los presos un recital de rakugo, y tal actuación cambió la vida de este hombre, quien ahora quiere aprender rakugo y ser el mejor en ese arte. Tal es así que aborda al maestro Yakumo Yurakutei VIII, en ese momento el máximo exponente y presidente de la asociación de rakugokas para que lo acepte como discípulo. El ya anciano Yakumo, octavo en llevar el nombre, nunca ha aceptado aprendices y se ve así mismo como el hombre que se llevará al rakugo a la tumba con él, pero algo en la actitud del ladrón o quizás sus ganas de fastidiar a los demás (algo que parece disfrutar) lo lleva a aceptarlo como discípulo y lo bautiza como “Yotaro” (esta palabra, que es un nombre muy común, se puede traducir también como “idiota”). Así comienza la historia de Yota, que tendrá en realidad mucho de lucha mientras trata de satisfacer al cascarrabias y cerrado Yakumo (que lo tiene de discípulo pero no le quiere enseñar nada, y luego le impondrá tres pesadas condiciones para enseñarle) y se sumerge en la historia oscura, dolorosa y dramática que el anciano carga sobre las espaldas y que le dio la forma actual a su ser y a su arte, a la vez que tendrá que dar hasta lo último de si mismo si quiere demostrar que es digno de ser un rakugoka y quizá, solo quizá, convertirse en el noveno Yakumo.

Twin Star Exorcists (serie de TV): gemelos hijos de la misma madre (digo yo)

Sosei no Onmyouji” es una de esas series de anime que en japón se producen como quien hace tequeños para una fiesta: por montones y más o menos iguales, que igual no van a durar mucho a la vista. Usando fórmulas ya manoseadas hasta el hartazgo (y en eso el anime y el manga son campeones) tenemos casi las mismas cosas, o historias, que vienen apareciendo en cada generación. Y es que es así pues, después de todo el anime y el manga son un negocio muy lucrativo en la misma medida en la que el público consumidor quede satisfecho. Salva de la debacle a esta serie el que consiga ser entretenida en base a sus premisas obvias pero consumibles y a muchos gags predecibles pero que hacen gracia al fin y al cabo. Después de todo, un plato de arroz con un huevo frito encima, puede ser muy “comercial” pero a la hora de llenar la panza lo hace con la misma efectividad que el más elaborado bocadillo de alta cocina ¿no? Pero a la historia del anime esta serie no pasa, pero por nada, eso si. Así que si tienen algo de tiempito y no tienen nada más que ver, y todo este rollo del mundo sobrenatural japonés les gusta bastante con sus demonios, conjuros, talismanes y seres mitológicos, esta serie bien podría acompañarlos mientras se preparan para irse a dormir, ya que por el lado técnico la animación es impecable y la dirección también marcha bien, pero como decía… una fuente de originalidad no es. Yo la estoy viendo con calma, en Crunchyroll, porque a mi eso de ponerse el pijama me toma lo suyo, y no está mal, comparada a algunos bodrios con los que me he topado recientemente, así que “non culpem, chismosus” y vean un epi, que de repente termina gustándoles.

Rokuro Enmado y Benio Adashino, son los dos exorcistas más talentosos de su generación, incluso siendo muy jóvenes (con solo 14 años) lo que los ha llevado a una curiosa circunstancia: una antigua leyenda está por cumplirse y dice que llegará al mundo el exorcista supremo, el “Miko”, aquel que destruirá para siempre el mal y sellará a los demonios para siempre lejos de la humanidad. Pero la leyenda también explica que dicho exorcista nacerá de “las estrellas gemelas”, sus padres, que serán otros dos exorcistas muy poderosos, cuyos destinos y poderes estén fuertemente vinculados. Y resulta que esos dos son Rokuro y Benio, que de casarse “bien, gracias” y de aguantarse el uno al otro menos. Y sin embargo sus destinos y pasados si que están fuertemente ligados. Así que ahora los exorcistas más poderosos de Japón los declaran “Estrellas Gemelas” y se tomarán muy en serio el entrenarlos para que lleven sus poderes al máximo… y a ver si por lo menos se enamoran un poquito como mínimo, porque de que el Miko tiene que nacer, tiene que nacer, aun si es que eso no les hace ninguna gracia a los dos adolescentes.

Stray Jacket (¿película?): no culpes a la magia, no culpes a los moldes, será que eres culpable…

strait-jacket-pelicula

Miren la cosa bonita que la señora Souma ha encontrado en Crunchyroll. Y no, no es una película como nos quieren hacer creer los de Crunchyroll, sino que se trata más bien de tres OVAs que han editado en formato continuo, lo cual se convierte en su primera falla notable. La ves y te das cuenta que no son una sola historia larga, sino más bien la unión de varias piezas y eso hace que su ritmo sea ireegular y que cada climax que tiene cada parte unida, compita con los otros dos en tornos al interés. Fuera de eso, no es tampoco que estemos ante algo creado para ser lo mejor de lo mejor de todos los tiempos. Basada en una novela japonesa ligera de Ichiro Sakaki e ilustraciones de Yo Fujishiro desde el año 2000, ya ha conseguido acumular 11 volúmenes y medio millón de copias vendidas. Y estaS OVAs son del 2007, lo cual explica un poco el aire antioguacho y el diseño de personajes tan estilizado que tiene, que valgan verdades no desentona para nada con la historia. El resultado es una ¿película? eficiente, entretenida, bien animada y con lo justo para sentir que uno no ha perdido el tiempo viéndola, en su cerca de 90 minutos que tiene. Y que puede ser la opción perfecta para matar el rato cualquier tarde. Recomendable si te lo pones así.

En el año 1899 la humanidad consiguió algo increible: en una investigación multidisciplinaria que inluyó a la iglesia, la magia pudo ser demostrada, aislada, medida y científicamente manipulada. Y eso cambió a la humanidad para siempre. La magia demostró su eficiencia en todos los campos del desarrollo humano y sus aplicaciones casi infinitas. Pero poco después de esos experimentos empezaron a ocurrir una serie de incidentes en los que los humanos que podían usar magia, también podían perder el control y se convertían en salvajes demonios que mataban todo lo que encontraban a su paso. Pero como lo que ofrecía la magia era demasiado bueno e importante, la humanidad optó por no alejarse de ella y desarrrolla la tecnología “molde”, que básicamente era una armadura que le permitía al ser humano que la usara mantener su forma humana pese a toda la magia que fluía por su cuerpo. Los moldes funcionaron muy bien e incluso hizo más poderosa a la magia, lo cual requirió que los gobiernos del mundo establecieran órganos especiales en sus estamentos para regularla y que tuvieran un brazo armado especial para contratacar en caso de incidentes con fallas en los moldes. Los llaman “Hechiceros Tácticos”. Y poco después de esto un organismo terrorista, llamado Oddman, empezó a dedicarse a sabotear los moldes, causando decenas de muertes por incidentes como convertir a un cirujano en un demonio en plena operación porque su molde tiene una fisura. La historia de Stray Jacket es la historia de Leiot Steinberg, un hechicero táctico sin licencia, conocido por vencer siempre en sus batallas y destruir todo a su alrededor durante ellas; y los dolorosos motivos que impulsan a Leriot y a su pupila, Chapel (una niña adicta congénita a la magia) para enfrentar a los demonios sin tregua ni cuartel, ni siquiera con un mínimo de sentido común a la hora de entrar en combate.

strait-jacket

Orange (Serie de TV): Aprender de los errores para volver a cometerlos

orange-anime-1-721x1000

Y sin querer me vuelvo a topar con una historia de paradojas temporales. Aunque está vez se ha debido a que literalmente me senté al lado de la señora Souma a chismear el nuevo anime que ha elegido y ha terminado gustándome lo que veo, básicamente porque hace buen rato que no veía un josei, es decir, un manga shoujo pero para adultos, siendo que esto significa más dramático, más “sentido”, más meláncolico si se quiere. Sin los excesos de la comedia romántica, el harem o cualquier anime que incluya calzones a rayas. Osea una telellorona de esas. Pero para el caso de Orange (basada en el manga de Ichigo Takano) tenemos una serie muy bien presentada a nivel de animación pero también muy bien dirigida. Pausada por momentos, ¿mencioné melancólica?, es un slice of life típico que hace su bien su trabajo de interesar pero sin sobresaltos, casi delicadamente, con una trama que nos acerca a los tiempos de colegial pero con sus “plus” que son el leiv motiv de toda la historia. Y en este caso (ya que damos la vuelta completa y regresamos al punto de inicio) se trata de la manipulación del tiempo; de cambiar el pasado para cambiar el futuro o de repente de crear el futuro que se quiere evitar precisamente porque se intenta cambiar el pasado. La serie está en el aire y va avanzando muy bien, sin revelar todavía todos sus secretos, así que de momento más no les puedo decir (además, así que chiste). Por cierto, tiene una película live-action anterior a esta serie de TV, que pueden encontrar en Crunchyroll (la serie, no la película).

Naho es una típica chica japonesa de preparatoria, que en su primer día de clases recibe una misteriosa carta. En ella, su interlocutor se presenta como ella misma pero dentro de algunos años y para demostrarlo predice en esa carta varias cosas que le van a pasar y con mucho lujo de detalles. Nao se da cuenta rápido que la cosa va en serio pero no hace caso de las advertencias de su yo del futuro y que tienen que ver con Kakeru, un chico nuevo que llega a su salón y que su yo del futuro le advierte que en su tiempo no está. El problema para Naho es que parece ser que cambiar el futuro no es la cosa sencilla que debería ser si es que uno se sabe las respuestas de ante mano. Nada que ver. Más bien todo indica que sin importar lo que haga, las acciones de su presente, siempre terminan confirmando lo que ella (las dos versiones de si misma) quiere evitar: que Kakeru muera.

Orange3d

Berserk (Serie de TV, 2016): prohibido para menores (y gente con estómago flojito)

top_bg

Berserk es un caso muy especial: no solo cuenta con una gran legión de seguidores hombres (lo cual es lógico dado su contenido de acción hyper sangrienta y violencia extrema) sino que no son pocas las chicas que también gustan mucho de esta historia en cualquiera de sus formatos. Por ejemplo, la señora Souma es fan. Así que cuando le dije que estaba en el simulcast de Crunchyroll no fue necesario ni intentar convencerla, que al toque atracó ver esta nueva adaptación que continua y se conecta con lo que ya se ha visto en la primera serie y en las tres películas, que solo adaptan una parte del manga de Kentaro Miura, que es conocida como la “Edad Dorada (Golden Arc)” (como no se cansa en apuntarme mi amigo Shin Scythe) de un manga que, entiendo, aun sigue en desarrollo y es muy extenso pues tiene varios años en publicación (ya me enteraré más de este manga y su autor, cuando asuma la titánica tarea de leerlo). Ahora bien hablemos de lo bueno y lo malo de esta historia: (lo malo primero) su animación es bastante mala, y no por un bajo presupuesto (como podemos ver en estos tiempos en Dragon Ball Super) sino porque han intentado una “idea original” a medio camino entre los trazos de lapiz, el CG y la colorización y animación por computadora, con tan mala fortuna que son pocos los momentos en que dicha “novedad” funciona como supongo que ellos esperaban… y el resto del tiempo más bien parece que la hubieran animado en flash. Pero LO BUENO, es que con dos episodios emitidos la trama promete y mucho. No solo todo indica que estamos ante un viaje oscuro y sangriento, sino que… ¿mencioné sangriento? pues digamos que sangriento es como decir “picnic de verano” en esta serie. Las secuencias de acción son sangrientas en serio y violentas en extremo, con desmembramientos a tutiplen (y como mínimo) y bastante mala leche para tomar de donde sale. Si lo tuyo no es ver intestinos salpicando por ahí o niñas que decapiten a su abuelo, esta no es tu serie. Así que aprobada en trama y acción, pero salva el año con un vergonzoso 11 en animación solo porque se les dio por ponerse “arty” con una historia que no necesita ese recurso para destacar, ya que es una buena historia en si misma.

El “espadachín oscuro”, como se le conoce a Guts, está de muy mal humor y llevando una vida que solo puede ser descrita como “de mieda”. Su mejor amigo lo traicionó y violó a su novia, su “party” ha sido muerta y a el lo buscan todos los demonios para matarlo. Además de que tuvo que sacrificar un ojo. Quiere vengarse y alejarse de los seres demoniácos que lo acosan, pero lo primero está complicado porque no encuentra a Griffith, su ex-mejor amigo, y lo segundo está más complicado aun porque los seres demoniacos se han mostrado muy hábiles en dar con él gracias a la marca mágica que lleva en el cuello, otra fina cortesía de Griffith. Casi parece un juego del gato y el ratón, solo que en este caso el ratón carga con una espada mandoble tan inmensa que casi parece imposible moverla y entra más bien en la categoría de gran trozo de metal para machacar enemigos. Algo que Gust hace casi con malsano entusiasmo si es que consigues interesarlo en matarte o te pones en medio de su camino. Le basta mover su monstruosa espada con pasmosa y sorpresiva velocidad para que todo lo que esté en frente suyo quede partido a la mitad. Y cuando decimos todo, nos referimos a todo: soldados, caballos, caballeros, algunos carros de guerra, paredes, nobles, mercernarios y demonios surtidos. Unámonos a Guts en su viaje, viéndolo de lejos para no salpicarnos de sangre y sabiendo que es fácil saber donde está: solo hay que seguir el rastro de cadáveres y destrucción.

berserk-anime-2016_1

Big Order (serie de TV): ni tan grande ni tan order

Big.Order.full.1050827

Este es uno de esos animes y mangas que salen en Japón en base una fórmula curiosa que busca usarse como camino a la originalidad: mezcle usted un montón de cosas muys disímiles, y que probablemente no cohabiten en el mismo plano argumental (dragones y fuerzas militares, como en GATE) sacuda usted bastante con un montón de explicaciones extrañas y seudociencia que suene bastante cool, agregue retorcidas vueltas de uerca en busca de sorpresa y luego siéntese a esperar que una nueva generación de espectadores crea que acaba de aparecer un nuevo Shin Seiki Evagelion. Para el caso no debería sorprendernos tanto dado que Big Order es un nuevo trabajo de la mangaka Sakae Esuno, quien casi podriamos decir inventa esta fórmula con su Mirai Nikki, una historia basada en esta misma fórmula y que fue muy popular, pese a lo infumable que podía poner por momentos. De hecho vi Mirai Nikki, me pareció interesante en muchas cosas, pero su trama se sostenía con cinta scotch, babas y mucha pero mucha fe. Está bien que la narrativa japonesa en su mayoría no requiera muchas veces de largas explicaciones y mucha coherencia para echarse a andar, pero tampoco tampoco. Ahora bien, como tengo Crunchyrolll en casa y la señora Souma parece medio interesada en ella, creo que seguiré viéndola con un ojo abierto y otro cerrado, que tras tres o cuatro episodios, me da que ya tuve suficiente de ella.

El mundo fue destruido casi en su totalidad una década atrás cuando a un “order”, en este caso un niño, se le fue concedido el deseo de dominar el mundo para traer la paz a él. En este mundo, unos seres celestiales, a manera de hadas, pueden conceder estos deseos a los humanos sin medir las consecuencias de desatar tanto poder y ponerlo en manos irresponsables; estos humanos son llamados order y se quedan con dicho poder una vez les es concedido. Eiji Hoshimiya es ese order y ahora es un adolescente solitario; y su poder es que es capaz de someter y dominar a todo aquel, o aquello, que esté en su “ámbito”, que no es otra cosa que los lugares en los que está o por los que pasa. En los tiempos actuales los “order”, tras la destrucción del mundo, son considerados seres malignos y por tanto combatidos y temidos. Pero para Eiiji el infierno no es que su deseo en ese momento fuera parcialmente cumplido, sino que como resultado de ello una gran cantidad de personas murió y su propia y muy amada (demasiado) hermana hayan sido víctimas inocentes y ella en especial tiene la vida pendiendo de un hilo por el daño recibido. Pero la vida solitaria de Eiji cambia cuando una order llamada Rin Kurenai, cuyo deseo se convirtió en que es inmortal sin importar el daño que sufra, llega en su búsqueda para matarlo por lo que hizo y porque sus propios padres murieron durante el cumplimiento de ese deseo hace diez años.

Big-Order-02-15-1280x720

Poyopoyo Kansatsu Nikki (serie de TV): ese gato, es mi gato

Poyopoyo_Kansatsu_Nikki_anime_promotional_image

Y aunque aun no es sábado (para hablar de gatos), resulta que quiero escribir un poco de este anime que terminamos de ver, la señora Souma y yo, hace muy poco. Se trata de Poyopoyo, que es el nombre de su protagonista, un gato gordo muy gordo, tanto que parece una esfera. Basado en el manga de Ru Tatsuki, este anime ya tiene sus añityos pues es del 2012, aunque yo recién he sabido de él mientyras me paseaba por el Crunchyroll. Cosa curiosa que tiene este anime, y que ya me latía cuando lo vi, es que la seiyuu quien hace los maullidos y demás ruido de Poyo es nada menos que Ikue Ohtani. Si, la misma que es la responsable de la voz de Pikachu; y su director es Akitaro Daichi, uno de los más destacados directores de anime que hay, responsable de títulos como Fruits Basket o Kodomo no Omocha… o de la segunda parte de Urayazu, ya puestos.

Como ya dijimos, la historia trata acerca de un gato naranja muy gordo, bautizado como Poyo, que es encontrado por Moe Sato, una dulce y descuidada oficinista de 22 años, que se topa con el gato en la calle una noche que regresaba pasada de tragos a su casa. Y no se le ocurre mejor idea que agarrar al gato que estaba en la calle y llevarlo a su casa. Una vez instalado ahí toda la vida de la familia Sato empieza a girar en torno de las aventuras de Poyo, quien rápidamente se convierte en el capitán de la cuadra, protector de los inocentes y amo absoluto de todo lo que hay en su vecindario. Eso incluye a Hide, el hermano menor de Moe al que le cuesta llevarse bien con Poyo; a Shigeru, el patriarca de la familia Sato, un intimidante y fuerte granjero, que en el fondo es muy tierno y por supuesto a la propia Moe. Y por supuesto, Poyo se relaciona con las demás mascotas de los vecinos, pero en especial con el gato Kurobe, un “gato smokin” que parece sentir un tórrido amor y unos torturadores celos por Poyo, pese a que ambos… son machos. Cosas que pasan, digo yo.

Poyopoyo-poyopoyo-kansatsu-nikki-32176154-1280-720

GATE (serie de TV): así que las fuerzas de defensa japonesas fueron a luchar ahí

full

Aun no estoy del todo seguro de si GATE me gusta o no. Tiene muy buenos momentos, pero también le entran a la comedia corcha y al harem chusco como el que más. Es como si no terminara de decidirse si quiere ser serio o cómico. El diseño de las preciosas compañeras de nuestro “otaku-militar-super G.I. JOE”, una animación de primera línea y una muy propagandista presentación de las fuerzas de auto defensa japonesa y su poderio militar, configuran junto a una trama interesante un sancochado que siempre anda al borde del desastre pero se salva en base una buena dirección y mucha suerte argumental. En otras palabras: la cosa entretiene, pero no terminas de creertela nunca. Basada en la novela ligera homónima (¡otra!) Gate: Jieitai Kano Chi nite, Kaku Tatakaeri escrita por Takumi Yanani e ilustrada por Daisuke Izuka y Kurojishi que empezó a publicarse en el lejano 2006 y continua actualmente, la historia cuenta no solo con sus  novelas sino también con un manga y otro manga spin-off, además de una serie con dos temporadas actualmente al aire (y que yo estoy viendo en Crunchyroll).

Un día cualquiera un portal interdimensional se abre sobre el barrio comercial de Ginza, y desde él ingresa a la ciudad un fantático ejército formado por guerreros y bestias mitológicas, atacan la ciudad. Tomados por sorpresa, los japoneses caen como moscas hasta que sus fuerzas de defensa controlan la situación y en base a la obvia diferencia de poderio, hacen huir a los invasores. Pero ha sido muy tarde, la lista de muertos y heridos civiles es muy alta. El portal es tomado y controlado y la lógica reacción se alista: las fuerzas de auto defensa (JSDF) parten de la idea que una puerta sirve para cruzarla por ambos lados y se prepara para cruzar y ver que hay ahí, desactivar militarmente a quienes los atacaron y luego de someterlos firmar un tratado de paz. El oficial Yoji Itami, cuya actuación durante el ataque salvo decenas de vidas, es enviado junto a la avanzadilla militar, para usar sus peculiares habilidades que incluyen haber sido preparado en los más altos estandares militares mundiales (el tipo es Rambo pero buena onda) y ser un otaku perdido de los juegos de rol y el anime de magia y fantasía.

GATE-Animate-TOP-45-temporada-de-verão-2015

Tonari no Seki-kun (serie de TV): mejor juntos y mal acompañados

TONARI

No se si conté por aquí que la señora Souma y yo ahora contratamos el servicio de streaming Crunchyroll… de hecho habría que decir que más lo tiene ella porque yo no veo mucha tele en realidad, salvo las cosas específicas que me interesan, y con el Crunchyroll tiene un catálogo de alrededor de 300 títulos de anime (y un grupete de doramas), que a la siempre friki señora Souma le ha venido como anillo al dedo. Y hay que ver que muchas de las cosas que se ponen en CR se estrenan una hora o dos después de su emisión en Japón, por lo que en general me parece una buena cosa. Y digo todo esto porque desde este punto en adelante el 100% del anime del que voy a hablar por aquí, salvo excepciones claras, ha salido de la parrilla de Crunchyroll… y del gusto de la señora Souma. Tal es el caso de esta serie, Seki, mi compañero del salón (traducción muy libre de mi parte) el cual se basa en el manga del mismo nombre obra de Takuma Morishige, publicado primero como un on-shot en 2010 y luego como una serie regular en la revista Comic Flapper; para luego convertirse en una OVA y una serie de TV de 21 episodios, cada uno de los cuales solo duraba unos siete minutos.

A mi esta serie de un humor blanco, muy blanco, simplemente me encantó. Y es porque sus dos personajes principales están muy bien logrados y sus situaciones son divertidas a la vez que ligeras. Es un anime que ves con media sonrisa en la cara siempre, mientras cenas y te relajas terminando la noche. La cosa va así: la aplicada y responsable alumna Rumi Yokoi tiene un problema grave; a su lado se sienta un chico llamado Seki, el cual hace en clase todo lo que se puede imaginar menos estudiar. Ambos están al fondo del salón por lo que los profesores no notan la febril agitación entre Rumi y Seki. Ella quiere que él desista de sus juegos y él… bueno… vive en su muy peculiar mundo. Desde robots, autos, manualidades, gatos, juegos de química, shogi o cualquier cosa que origine distracción, lo de Seki es de otro planeta mientras que Rumi se desespera pensando que todas esas distracciones también la afectan y no la dejan estudiar… sin darse cuenta que claramente podría dedicarse a estudiar si no viviera pendiente de cual es la nueva acividad extra curricular que está llevando adelante Seki, que de pasadita ni se entera ni mucho menos le habla (uno llega a creer que este chico en realidad es mudo). De esta manera el siempre se divierte, ella siempre lo vigila y a la que terminan resondrando por estar distraida es a ella, cada nuevo día tratará de de disciplinar a Seki por su propio bien, y fallará clamorosamente en su intento, incluso dándose cuenta que ella en el fondo quiere participar en las divertidas actividades de Seki.

seki-kun

Mis pulgas
¡Sigue al pajarito!
Perro G+
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 917 other subscribers