Posts Tagged ‘Muerte.’

Transformers Perú hace tu sueño realidad: Transformers G1 La película animada EN CINE

Y para todos los nostálgicos que la vimos como pudimos cuando pudimos, y para toda la nueva generación de transfans, la gentita de Transformers Perú se saca un cartota de la manga y nos da un tremendo regalo: poder volver a ver en pantalla gigante, por única vez y en su audio latino una de las películas de animación más importantes de todos los tiempos, con mucha trascendencia y piedra de toque de todo el universo Transformers. Es una oportunudad como para no perdérsela. Estos son sus datos (y recuerden que siendo un evento oficial de Transformers Perú, es 100% garantizado y confiable):

  • Fecha: Domingo 10 de Diciembre
  • Hora: 10:30 AM
  • Local: Cineplanet La Rambla (Av Brazil)
  • Costo: 20 soles por persona (Cualquier edad sin excepciones). Los asientos son por orden de llegada.
  • ÚNICA FUNCIÓN, no habrán mas fechas.
  • Será proyectada en AUDIO ESPAÑOL LATINO y como extra UN EPISODIO DE LA SERIE G1 elegido por los fans.
  • Venta de entradas: Desde este viernes 24 en la tienda Critteria Coleccionables del C.C Arenales, quinto piso Tienda 5-24 desde las 5 pm.
  • También puedes adquirirlas por depósito bancario solo a la cuenta Scotiabank Cuenta SCOTIABANK : ahorros SOLES 180-0032151 (Titular de la cuenta: SEGOVIA DE-LA-CRUZ ANTHONY). Enviar foto del voucher o pantallazo SOLO POR MENSAJE AL INBOX de nuestro Fan Page. Se entregará la entrada el día de la función.
  • Recalcamos que es función UNICA y de CAPACIDAD REALMENTE LIMITADA, no pierdan la oportunidad de verla como fue pensada originalmente y nunca fue proyectada en Perú.

The Punisher (Serie de TV, 2017): Un “castillo” lleno de soledad y desesperanza

Para todos los que alguna vez hemos lidiado con The Punisher sabemos que es posiblemente uno de los personajes más complicados, atormentados y difíciles de sobrellevar de la enorme cantera super heroica de Marvel, siendo un personaje que francamente a veces tiene mucho más de villano que de héroe (y le gusta que así sea). Eso digamos, es un resumen muy apretado de lo ambiguo que puede ser Frank Castle y su cruzada como personaje e historia de un cómic que se precia mucho de ser muy cruento, oscuro, vengativo y a veces francamente malvado. Y es que no se trata de lo mucho que Punisher está molesto y desea venganza, vengarse, arrazar con todos los que le hicieron daño, sino que a veces ya parece que todo le vale madres (como dirían los mexicanos) y lo suyo se convierte en un épico río de sangre en que todo en algún momento dejó de tener sentido. Y eso, que le da su riqueza y profundidad al personaje, es precisamente la mejor carta con la que Netflix ha jugado con esta serie exclusiva para ella. Aquí hacemos un alto y recordamos que en estos días se ha anunciado que Marvel dejaría de trabajar con Netflix sus series de TV (y vaya a saber a donde van a ir a parar) lo cual es, quizá, un indicador de lo poco satisfecha que ha quedado tras las muchas series “relativamente buenas” o “francamente malas” que Netflix ha presentado en el tema, mientras que la que es probablemente su mejor serie de TV, Agents of S.H.I.E.L.D., nunca pasó como exclusiva de la cadena de TV por stream. En que acabará ese rollo, quien sabe. Lo que si puedo decir es que tras ver un poco de todas y cada una de las estrenadas por Netflix, es The Punisher la que más me ha gustado y de lejos. Fría, cruenta, contenida y con un trabajo actoral impecable y preciso de parte de todos sus actores, es una serie muy violenta que no avanza a un ritmo trepidante simplemente porque termina por convencerte que el suyo es mejor, y que además tiene mucha sangre y mucho muerto para ver. No se corta un pelo en lo referido a las ejecuciones y muertes claras y directas (nada de desmayar y neutralizar, el único enemigo bueno es el enemigo bien muerto y si es con sus sesos salpicando la pared del fondo, mejor) por lo que voy a lamentar seriamente si este jolgorío y alegoría a la venganza y la violencia explícita, no llega a por lo menos tres divertidas temporadas.

Han pasado seis meses desde que The Punisher acabó con su venganza, dejando las calles de la ciudad… de varias ciudades, inundadas de la sangre de aquellos que mataron a su familia. Sin preguntas, sin piedad, todos están muertos y en general la policía y los servicios de seguridad también confían que el experto marine Frank Castle también lo esté, según arrojaron las investigaciones. Pero no, no podía ser tan fácil. Frank Castle sigue vivo pero sin un objetivo claro, sabe que ha matado físicamente a las personas que acabaron con su familia y a los que dieron la orden, pero también sabe dentro de si que eso ni siquiera ha arañado la superficie del mal que originó todo este camino de muerte y venganza. Sabe que su trabajo aun no ha concluido, pero no tiene claro como continuar. Y mientras Castle es consumido por sus pesadillas, nuevos jugadores aparecen en la ciudad, apuntando directamente en curso de colisión contra él (lo cual es sin duda, mortal) y uno de ellos será Micro, un hacker y experto en seguridad cuya historia es a su manera idéntica a la de Frank y completamente distinta a la vez, pero que los lleva a ambos hacia el mismo lugar para lo cual deberán formar primero la más desigual de las alianzas, aportando lo que mejor y más fervientemente desean hacer: vengarse de todos aquellos que les hicieron daño.

Tombili, el gato más famoso de Istambul, ha muerto; pero nadie lo va a olvidar (un saGATO… no, no estoy loco, solo voy muy retrasado)

n_102691_1

Seguro han visto la foto de Tombili, esta misma con la que empieza este post y muchos memes en redes sociales relacionadas a su pose relajada y tranquila, cerca a la puerta de su casa, en la ciudad de Ziverbey. Foto que se popularizó luego de que se posteará en 9GAG.com. Creo que pocas fotos pueden reflejar con tanta fidelidad la “gatitud” como esta de Tombili. Y como se hizo muy popular, también ayudó bastante a su ciudad, cuyo punto exacto en donde fue tomada se convirtió en un parada turística. Pues como la vida es un ciclo y lo único verdaderamente cierto es que todos nos vamos a morir, resulta que Tombili se fue al cielo de los gatos el primero de agosto pasado.

262526_258357-png

Y tras su muerte, los vecinos de la ciudad, agradecidos por lo que tan conspicuo gato originó decidieron que era una buena cosa agradecerle y de pasadita proyectar a la historia a la posteridad y perpetuar el punto turístico, así que se juntaron y decidieron que convenía una estatua de tan apacible felino, exactamente en el punto en donde se hizo famoso. La estatua, diseñada por el escultor turco y amante de los animales Seval Sahin, quien con el financiamiento de la asociación de protección y recogida de animales callejeros Anatolian Cat, ya ha sido instalada en su respectivo lugar (con ceremonia de inaugiración y todo, y con el alcalde de la ciudad como invitado especial) y de inmediato se convirtió nuevamente en un atractivo turístico. Y curiosidad adicional, a la gente le ha dado por dejarle un poco de comida, y a veces hasta pequeñas tazas de té, que enfatizan la imagen de placidez que la estatua ya tiene.

645x400-sculpture-of-istanbuls-social-media-phenomenon-cat-tombili-to-be-inaugurated-1475530269789

 

 

 

Karoshi: matarse trabajando (de una manera muy literal)

03

¿Se acuerdan que hace algunas semanas hablábamos del inemuri? esa costumbre japonesa que no explica porque vemos en el manga y el anime gente durmiendo en salones y reuniones de trabajo sin que a nadie parezca importarles. Pues hoy seguimos por ese lado y les presento el karoshi, un mal muy real en Japón del cual el primer caso registrado es de hace 30 años. Consideremos algunas cosas: una semana laboral en Japón es de 60 horas, mientras que aquí en Perú es por ley no más de 48 horas, y países europeos del primer mundo, luchan por bajar la semana laboral a solo 20 horas y que en su mayoría sean en casa. En Japón la obsesión por la productividad, la excelencia, el trabajo y el esfuerzo son algo muy pero muy real, que se pone en una posición muy complicada cuando consideramos el poco roce social que estos horarios dan para los trabajadores (osea, irse de juerga con los patas de la chamba o meterse un atracón en algún restaurante con los amigos) aunado a lo ya de por si aislada que es la personalidad del japonés promedio y ¡BAM! tenemos un extraño mal que asola al Japón de manera casi exclusiva y que es todo un problema de salud pública sin solución.

01

Yo siempre digo que trabajar es un flujo, que el trabajo nunca se acaba, que pasas de una cosa a otra y que por lo tanto quedarse hasta tarde trabajando es válido solo si aquello es realmente urgente, sino lo es lo idea es temprano en la mañana organizar lo que quieres hacer ese día y tratar de irse no mucho más tarde de tu horario de salida habitual. En Japón no. Te vas cuando supuestamenter has acabado y a veces no has acabado porque el montón de trabajo que querias hacer ese día era realmente grande. Para el caso del karoshi, los especialistas médicos afirman que esa mala costumbre tiene origen en la sociedad japonesa post segunda guerra, la de la reconstrucción y ocupamiento, en la que la sociedad japonesa siempre orgullosa, sabia y triunfadora, tuvo que tragarse varias cosas en su sique colectiva: haber perdido la guerra, ser bombardeados y tener que aguantar a una tonelada de gringos y tursitas que no respetaban sus ideales y costumbres; con muchos de sus jóvenes adquiriendo conductas foráneas. En ese momento nace la idea de trabajar mucho para volver pronto a ser el Japón de siempre. Solo que nadie pensó que eso podría convertirse en muy pero muy poco tiempo en un problema de salud.

02

Para hacernos una idea: el ministerio de salud japonés reconoce al karoshi como algo real y toma cada año diferentes medidas para tratar de bajar su tasa de incidencia. Si trabajas más de 15 horas sentado por semana allá, recibirás amables recordatorios de no “esforzarte tanto y cuidar más tu salud” de parte del ministerio, que en su mayoría de los casos son tomados por los trabajadores como indicaciones de “esforzarze mucho más sea como sea”. Japoneses, son complicados. Y aquí va empeorando la cosa: la crisis financiera de los 90 aumentó el karoshi a niveles alarmantes y casi epidémicos, y al mismo tiempo creó nuevas generaciones de niños que vieron a sus padres trabajar hasta morir (literalmente) entendiendo que ese era el tipo de esfuerzo que ellos tenían que realizar para estar a su altura (¿dije que los japoneses son complicados? si papá murió trabajando, yo tengo que estar a la altura de él para que mi vida tenga sentido). Y aunque los médicos reconocían el problema como real, no podían identificarlo de una manera lo suficientemente específica como para combatirlo (o lo que es lo mismo, no era tan simple como mandar a todo el mundo a su casa a la hora correcta… empezando porque no se iban a querer ir). La cosa iba así a principios de los noventa: los oficinistas caían como moscas, muriendo por diferentes causas, que al juntarse daban como resultado muerte por exceso de trabajo. Solo se establecía que morías por eso, cuando ya te habías muerto. Morías de un paro cardiaco, de insuficienia respiratoria, de una caida mortal del ázucar o al alguna émbolia fulminante en algún órgano, pero cuando los médicos te hacían los estudios, iban a sumando cabos en tu expediente y en algún momento declaraban karoshi. Y así andan desde 1987, que fue cuando el karoshi fue reconocido oficialmente. Morir por exceso de trabajo era morir por una combinación mortal de stress, mala alimentación, falta de sueño, presión laboral y enfermedades pre existentes como males cardiovasculares, respiratorios, diabetes, obesidad y la lista sigue y sigue. Bueno, ahora pìensa un poco en el karoshi, la próxima vez que te quedes en la chamba sin hacer nadas en específico solo porque una vocecita te dice que te quedes solo un poco más por si alguien necesita algo o pasa algo…

¡Alegraos mortales! MORT será llevada al cine… y habrá que morirse de la impaciencia primero

14125632_10153726660705877_4199741011285869414_o

La verdad es que no hay mucho que decir al respecto. En serio. Lo que se ve en la foto con la que inicia este post es casi literalmente todo lo que se sabe al respecto y apareció en la reciente DiscworldCon 2016, reelizada a finales del mes pasado en Warwick, Reino Unido. Y claro, desató la locura total entre los fans asistentes (en esa con… si vas… eres fan y asistente, no tienes opciones). Y como ya se había desatado la locura, el propio (y también muy amado entre los fans) Josh Kirby lo ha confirmado su página de Facebook. Osea oleado y sacramentado, por una de las pocas voces realmente autorizadas en la actualidad para hablar del legado de sir Terry, junto a su hija Rihanna, de la quen ya sabemos anda lidiando por estos días con la producción de la película de The Wee Free Men y la tantas veces retrasada serie de TV de la Guardia Nocturna de Anhk-Morpork. Sir Terry, allí donde esté sepa usted, que no lo hemos olvidado… y no solo eso, planeamos divertirnos mucho aún dentro de su Mundodisco.

Mis pulgas
¡Ladridos acertados!
  • 2,424,190 hits
Huesitos Sueltitos
26 104 1779089_732317610153521_52690813_n
¡Sigue al pajarito!
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 912 other subscribers