Posts Tagged ‘Netflix’

Santa Clarita Diet (Serie de TV, 2017): ¡Bon… er… Apetit!

No la vean. Eso es lo que les voy a recomendar. O mejor… véanla, pero por absolutamente nada del mundo se les ocurra comer mientras la ven. O un par de horas antes, mínimo. Porque si hay algo que a mi, en mi caso personal, esta serie me ha demostrado es que aun puedo tener asco ante el gore y la temática zombie. Yo soy (repito, cre{ia que era) de los que podían ver una horda de semi putrefactos muertos correteando a Rick, quien les hacia explotar la cabeza a balazos (si, cualquier episodio de The Walking Dead) mientras comía muy tranquilamente mi chaufa y tomaba mi Inca Kola. Pero con esta serie… caray… TUVE QUE DEJAR DE COMER porque me dio demasiado “asquito”. Dice el buen Stephen King, amo del terror y el suspense, que lo que verdaderamente le da miedo a la gente no es un monstruo de dos metros, dos cabezas y dientes de 5 cm, que puede ver en la oscuridad y escupe ácido por sus bocas (si, cualquier Alien) si no que lo que realmente da miedo es cuando una cosa que consideramos natural e inofensiva se vuelve de un momento a otro en algo completamente opuesto. Algo antinatural. Por eso puede darnos mucho miedo cuando el amor que tiene un dueño por su volkswagen, se convierte en el “amor” que un volkswagen tiene por su dueño. Y ya no hablemos de payasos y niños, que se suponen su mejor amigo pero a veces resulta que no lo son. Y así es Santa Clarita Diet… te sacude porque las cosas gore-zombie ocurren en un ambiente normal, de sitcom gringo (recuerden esto es una “comedia de terror” según sus productores), y de repente unos 30 litros de vomito verdoso y con arverjitas lo cubren todo… o nuestra querida protagonitsa le pega una buena mordida en primer plano a una pata de pollo cruda y con su pellejito más… y ya no hablemos de los chistecitos y comentarios que se pega “mamá zombie” de las cosas que se come, de un espantoso y genial mal gusto… un momento, ya vengo… tengo que “regresar” algo que entró por donde entró… ya vine, felizmente almorcé poco. Así que ese es precisamente el plato fuerte de esta serie: su tremendamente bien llevado trabajo de efectos especialeso simplemente criterio y buena fotografía, orientados a matarnos del asco; seguido por una impecable trama que, al menos yo, nunca he visto antes; y cerramos con una impecable actuación de su pareja principal a la que le toma minutos convencernos que son muy reales y están muy metidos en su realidad (Drew Barrymore como Sheila Hammnond y Timothy Olyphant como Joel Hammond). La señora Souma y yo hemos quedado en seguir viéndola, pero sin comida de por medio.

Joel y Sheila Hammond son agentes inmobiliarios y residentes en Santa Clarita, en la periferia de Los Ángeles. Su vida no es perfecta pero está por encima del promedio y tienen una hija que es un problema, como todo adolescentes, pero tampoco es para tanto. Como agentes que son tienen buenos y malos días, pero en general cumplen con la cuota y su vida marital… es lo aburrida que se espera que sea, pero ellos aun se quieren bastante. Sheila se pregunta a veces… solo a veces… si le gustaría tener una vida más arriesgada, más llena de acción… con sexo a lo bruto… o comprarse una camioneta carísima solo por sentir la potencia de su motor. Pero no, los Hammond son en general una familia ligeramente arriba del promedio viviendo una vida común, pero cómoda. Hasta el día que Sheila se siente un poco mal… y luego empiezan a pasar cosas… y otras cosas… y cosas que salpican también pasan… y… se muere. Al manos eso nos dice la idea general que debería tener un corazón que late. Y sangre de esa que es líquida y mancha. Ahora Sheila ha cambiado y está decidida a hacer todas esas cosas extremas e impulsivas que siempre se prohibió; y ademas tiene hambre. Mucha hambre. Al principio le iba bien con comer carne cruda molida, pero poco a poco se está convirtiendo en una gourmet y quiere que su menú sea más rico en proteinas. Hombre que quiere comer carne cruda de humano recién muerto, de preferencia si lo manda al otro barrio ella misma. Fresquita. Fuera de eso, sigue siendo la misma Sheila Hammond de siempre, versión 2.0.

Stranger Things 2 (Serie de TV, 2017): Más Webadas que Paltean

(Un saludo para mi amigo Alfonso Rivadeneyra, por la traducción tan bizarramente acertada al “peruanes” del título de esta serie, y que hará que NUNCA MÁS me pueda tomar el título en serio. Síganlo en sus redes, se está convirtiendo en base a esfuerzo y profesionalismo en líder de la nueva generación de periodistas frikis y multitemáticos de nuestros tiempos). Pues bien… nos esperamos un año, sufrimos con los trailers, con los sneak peek, con los chismes… la estrenaron, nos mandamos la maratón maniática y ahora estamos como “si nos hubieramos comido las siete cabritas del cuento” (mamá Souma dixit) y bastante preocupados porque ahora toca… ta taaan… soplarnos otro año de esperar más (no esta confirmada, pero un a tercera temporada se cae de madura). Y es que la serie que es el moderno baluarte friki por excelencia, llegó como un ventarrón, sopleteó todo y se nos fue, lo cual demuestra que la vida no es justa, pero los marcianos somos nosotros por no verla de a poquitos. Ahora, seamos justos también, toda la segunda temporada, por lo menos al nivel de la primera, ha sido un divertimento ejecutado con cariño en base a darle a sus fans, lo que sus fans querían ver. En ese sentido mi crítica, única por el momento, es que ha estado un poco ligera, que le ha faltado algo de riesgo temático, quizá un pelo de esfuerzo… ¿Debería ser más “Goonie” o se les pasó la mano? ¿Pudo ser más oscura y echarle más de “Silent Hill” al Upside Down… o así estaba bien? ¿Profundidad, esta serie necesita profundidad?¿ Se desaprovecharon algunos personajes o los nuevos fueron prescindibles? Nada es perfecto y es labor honesta del buen fan, luego de divertirse, encontrar aquello que no le gustó y manifestarlo (aunque sea para que lo oigan sus patas) en cuanto a lo que se puede mejorar… o simplemente no era lo ideal. Un acto de cariño, lo llamo yo. Pero que quede claro, que la temporada me encantó, la disfrute mucho y me quedan dos episodios sin ver (para los cuales tengo preparativos listos como una balde realmente grande de pop corn y una jarra de limonada monumental.

Ya casi ha pasado un año de los eventos en que la party de chiquillos encontraran a Eleven y se enfrentaran, sobreviviendo con las justas, a los experimentos que el gobierno estaba llevando a cabo en su pequeña localidad en las montañas, y a la “cosa” que despertaron con ellos. Un año desde que Will “volviera de la muerte”, Eleven desapareciera y que en general… ey, pero si ya casi es Halloween… hay que disfrazarse… es la “jodida mejor noche del año”  y además, tenemos nuevos compañeros de clases. Pero todos los involucrados en los eventos del año pasado guardan cosas dentro si, reflexiones, emoción, temores y culpas. Y respuestas para sus vecinos, respuestas que no pueden dar. Pero en realidad, cerca del aniversario “de lo del año pasado”, Will aun tiene episodios que lo llevan momentáneamente al “lado alterno” de su ciudad, en donde algo muy pero muy malo está buscando como pasar de su realidad a la nuestra.

El trailer de Stranger Things 2 en 8 bits ¡Y ya no puedo más hasta mañana!

Y la verdad es que tengo el hype al máximo y es que la primera temporada de esta serie me encantó y lo que nos han mostrado de esta segunda temporada me tiene francamente colgado y a la espera. Creo que no me voy a desilusionar y creo que me lo voy a pasart bomba enviciándome con la serie. Y como es “lógico” en mi mente geek, un homenaje en inolvidables 8-bits para esta gran serie, a manera de avance y resumen, era una cosa de esperarse. Y aquí lo tienen, espero que lo disfruten tanto como lo hice yo.

¡El trailer final de “Godzilla: Planet of the Monsters” pisando fuerte!

Muy pronto a ser estrenada, este 17 de noviembre, sabemos ahora bastante más de esta película animada, que resulta que en realidad es la primera de una trilogía la cual estará completa y a disposición de los suscriptores del servicio Netflix en todo el planeta antes de fin de año (¡Yes!) Como ya sabemos esta película, o estas películas, nos cuentan la historia de una humanidad que abandona la Tierra, plagada de “kaijuus”, en busca de un nuevo planeta donde desarrollarse, pero eventualmente tienen que regresar a la Tierra por no encontrar donde establecerse en el vasto espacio. El trailercito pinta bien, ahora si ya vemos como va la cosa con Godzilla: Kaijuu Wakusei y es buena noticia saber que no tendremos que preocuparnos mucho para poder verla.

Mindhunter (Serie de TV, 2017): lo gris en la verdad, la verdad de lo gris

Esta serie de Netflix ha resultadoi ser un interesante ejercicio de thriller sicológico; de seguro las suena las palabras “Quantico” y “Unidad de Análisis de la Conducta” en cuanta película o serie de TV que nmos presenta un “serial killer”, un asesino serial. Pues bien, Mindhunter es una especie de gran precuela a esas historias porque nos cuenta precisamente como fue que dicha unidad especial del FBI fue creada, en 1979. Vemos en esta serie una brillante interpretación no solo de sus actores principales, sino de la ambientación general de la époica en que ocurre y todas las formas de pensar en ese entonces, mientras que los que serían los fundadores de la unidad de investigación van profundizando y a la vez creando los que serían los lineamientos de una de las unidades policiales más famosas del mundo. Basada en la novela “Mind Hunter: Inside FBI’s Elite Serial Crime Unit” de Mark Olshaker y John E. Douglas. La serie se nos presneta principalmente como una exploración, no solo de las supuestas mentes de los asesinos más temibles de su época, sino de la sociedad que los vió aparecer, mientras se trata de elucubrar cuales son las razones por la que aparecieron (en algún momento de la serie incluso veremos el nacimiento de la expresión “serial killer”). Como decía una brillante interpretación de parte de Jonathan Groff, Holt McCallany y Anna Torv; en los papeles de Holden Ford, Bill Tench y la doctora Wendy, basados a su vez en los personajes reales John E. Douglas, Robert K. Ressler y la doctora Ann Wolbert Burgess, hacen de esta serie una deliciosa exploración de la mente retorcida de las personas y de la propia.

Dos agentes del FBI, en los albores del estudio sicológico de los asesinatos para tratar de comprender sus motivaciones, lo que los llevó a ser cometidos, cruzan caminos y unen esfuerzos en algo que en ese momento resultaba prácticamente esotérico. Vinculando sus ideas y sus vidas personales, empiezan una ronda larga de entrevistas a asesinos violentos presos para v poder establecer a partir de ellas, del análisis de sus dichos, que ocurrió realmnete en lo más profundos de sus mentes para cometere dichos crímenes. Lo único mlao es que dichas entrevistas los expondrán a todo tipo de pensamientos oscuros y a motivaciones que pueden tener cierta lógica, cierto sentido, que llos no podrán evitar descubrir. Y apreciar. Elk resultado de su trabajo será la conformación de los primeros manuales de trabajo con este tipo de gente, en su intento de poder encontrar una forma de prevenir estos crímenes con la detección temprana, pero pasar de la teorización a la realidad demostrará ser bastante más complicado de lo que pensaban, a la vez que verán como sus vidas personales se van destruyendo por la “influencia” de su trabajo.

 

Conozcamos a 09.2… un intento previo a 11 (lo que Netflix tenía escondido acerca de “Stranger Things”)

Hay que decir… en realidad no, no voy a decir nada de nada… y este va a ser el post con menos texto de toda la historia del blog perruno. Solo véanlo…

“Stranger Things” nos muestra su genial trailer final a días de su estreno

Y todos lo estamos esperando, y este trailer no ha hecho más que hacer más dificil estos días de espera a su inminente estreno. Y claro, el trailer está realmente plagado de referencias de todo tipo, desde las más obvias hasta cosas que realmente vas a reconocer solo si te palpita un corazón friki en el pecho y has avanzado por ese camino de la sabiduría. Ahí les dejo el reto de mirar bien y saber que están viendo, que yo ya no aguanto más que la serie comience de una buena vez… esa última entrada del logo de la serie con los tonos de la pela clásica de TRon me pusieron los pelos de punta.

Star Trek: Discovery (Serie de TV, 2017), al infinito y más allá (pero cuidado con los klingon)

Uhm… le han estado tirando algo de palo a los dos primeros episodios vistos de esta serie de Netflix, pero en mi humilde opinión para mi han estado muy buenos… así que me terminé preguntando porque y la respuesta me sorprendió un poco: me han parecido buenos porque son, porque la siento, como si fuera la vieja Star Trek, pero con el presupuesto de estos tiempos. La siento sencilla, clara directa… como una atracción tipo montaña rusa, de la cual nadie debe esperar nada más que un rush de emociones y golpazos, para una sonriente bajada. Vista así, entiendo porque a muchos no les ha gustado: y es que estamos empezando a creer que porque algo es clásico, legendario, único, especial dewbería ser completamente innovador. Y creo que no me parece necesario… mirén no más lo que pasa con franquicias y adaptaciones que quisieron ser todo lo innovadoras que pudieran y fueron entendidas como estropicios por sus fans (ahi te hablan, Death Note). Pero me repito, me gustó y mucho y pienso seguirla, no porque sea trekkie, sino porque las Enterprises… las naves… siempre me han parecido bonitas y por supuesto que mi adolescencia tuvo a The Next Genertation como referente constante. Así que si la van a ver, sean amable con ella, que no se trata de convertir a la franquicia en una cosa densa intendando que sea “imponente” o “trascendental”… es solo tele, y aunque boba, su función es entretenernos.

Fiel a los valores de la Federación, naves con la Shenzou se internan en espacio profundo, y tratan de ayudar sin interferir. A veces “soplarle” a una población rural donde pueden encontrar un arroyo subterráneo puede ser las diferencia a que toda una civilización desaparezca, y eso estaría mal muy mal independientemente del desarrollo tecnológico de dicha civilización. Pero aparte de estas aventuras, la Federación tuvo, tiene y tendrá problemas serios con razas tanto o más capaces que ella para desplazarse por la galaxia y considerar que son sus territorios. Por ejemplo los Klingon, de los cuales la federación no ha sabido nada serio desde hace unos cien años, fuera de algunas escaramuzas por aquí o por allá, casi siempre mostrando los colmillos, pero sin nada que lamentar. Hasta ahora. Pues para mala suerte de la Shenzou y su tripulación van a ser ellos los que se intempondrán como única línea de defensa entre los territorios de la Federación y el espacio Klingon. Y la intención de un nuevo caudillo de unificar a las 24 casas guerreras klingon bajo un nuevo objetivo: desaparecer a la Federación y su nociva influencia en los asuntos de la galaxia.

The Good Place (Series de TV, 2017): What the fork?

Adorable por ser absolutamente tontorrona, “El Lado Bueno” es de esas series que no son precisamente “extraordinarias”, pero que uno consume mientras va haciendo otra cosa (doblar la ropa, por ejemplo) y cuando te das cuenta ya te has soplado varios episodios y simplemente sientes curiosidad de lo que viene a continuación. Y luego la dejarás abandonada por un par de semanas, pero… justo hoy vas a doblar ropa…. ¿cómo era que se llamaba esa serie que vi el otro día? y así ad infinitum… porque como dije, es una comedia buena onda… repleta de “humor blanco no tan blanco” y con una historia poco convencional. Y con una brillante Kristen Bell que ni siquiera parece estar actuando; el papel le sienta tan natural que da la impresión que ella es exactamente así en su vida real. Con 13 episodios en su primera temporada, y confirmada una segunda, aclamada por la crítica (que parece que también dobla ropa mientras ve tele) la serie es muy recomendable en la búsqueda de entretenimiento sencillo y agradable, y claro tiene sus momentos muy bien logrados y algunos detalles notables: por ejemplo, en The Good Place no se puede decir groserías y todo es traducido y acomodado por su sistema, por lo que si uno quiere maldecir… simplemente terminas diciendo alguna cosa completamente distinta y divertida, como “malito hijo de fruta”.

Eleanor Shellstop muere y va directo a una cómoda oficina gerencial en donde le explican que es el momento de vivir en el más allá, y que ese más allá no es exactamente como los humanos lo han pensado por siglos, sino que más bien es bastante parecido a un suburbio de clase alta americano. Aunque hablando en serio tiene más de simulación por computadora. Guiada por Michael, se entera que todo lo que está a su alrededor ha sido construido para el disfrute de las personas muertas y que se accede a este lugar, llamado El Lado Bueno, por un estricto sistema de acumulación de puntos que las personas llevan sin saberlo durante sus vidas, hasta que mueren y si tienes las cantidad de puntos necesarios pasas ahí. Por ello Eleanor Shellstop, un abogada especializada en salvar a las personas de la pena de muerte, activista y misionera ayudando niños víctimas de la guerra en Rumania y fan de los payasos ha sido aceptada sin dudarlo en este lado… pero hay un pequeño diminuto ridículo inofensivo problemilla, que esta Eleanor Shellstop que ha muerto no es la Eleanor Shellstop de la que se habla. Esta Eleanor es más bien…. fue… toda una joyita en vida, que muy poco o nada hizo de bueno y que merecería sin duda estar… ejem… allá “abajo”. Así que unámonos a Eleanor en su intento de permanecer en el lado bueno, sin que nadie se de cuenta que no se lo merece y tratando desesperadamente de agarrarle el truco a esto de “ser bueno” y así instalarse definitivamente ocupando un sitio que no le corresponde.

Y la cuarta temporada de “Voltrón: Legendary Defenders” es inminente… (¡YES!)

Este es una de esos proyectos que le ha funcionado muy bien a Netflix y que puede que despegue cuando salga a la tele abierta, quizás, por lo pronto este 13 de octubre cuelgan ya la cuarta temporada, la cual espero deborar en una sola sentada de tarde. Y es que la serie, sin ser excepcional, funciona muy bien y entretiene bastante, por lo que me gustaría mucho ver más mercadería relacionada de ella (especialmente juguetes) dado que un buen Voltron es algo que le falta a mi colección. ¡Pero por ahora solo a disfrutar con la serie!

Mis pulgas
¡Ladridos acertados!
  • 2,417,772 hits
Huesitos Sueltitos
045 1200855-650-1455678299-cinderella_by_mari945-d94gwia PELAJE-03
¡Sigue al pajarito!
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 918 other subscribers