Posts Tagged ‘Rafa’

Ocho apellidos catalanes (película): ¿Y estos de que van, coño?

160635

Nuevo fin de semana en cama, pero esa vez enfermo. Así que nada mejor que seguir dándole a las comedias y tras lo mucho que me gustó Ocho Apellidos Vascos se caía de maduro que trataría de ver su secuela, y con algo de suerte Netflix la puso solo unos días después de que vi la primera, y como ya estaba en cama, muríendome, la señora Souma le dio al play y nos sentamos con ganas a disfrutar de esta segunda parte. En un sentido muy estricto, esta setgunda parte es tan directa, que si juntaramos ambas películas, le agregaramos metrajes adicional y luego hicieramos montajes nuevos tendriamos una serie de TV que podria llamarse algo asi como “Así va España…”. Mismo nivel, mismas ideas, mismas intenciones y mismo humor. Y sobretodo otra vez Rafa y Amaia dándole al trapo con todo y haciéndonos disfrutar de esa peculiar pareja que componen. Y por supuesto, el plato fuerte de la película son el montón de referencias socio culturales que tiene la película, con al menos tres idiomas entrando y saliendo del guión sin ningún subtítulo para apoyarse, y solo confiando en una buena actuación y lenguaje corporal para comunicar la idea. Yo diría que en líneas generales mantiene el nivel de la primera, aunque los dos nuevos personajes que se unen a la fiesta no han sido del todo de mi agrado. Pero de que vale la pena verla, lo vale. Especialmente si te gustó la primera.

Ha pasado un tiempo y Amaia y Rafa se han separado. La razón: Pues que el Rafa no tiene lo que hay que tener para casarse con la mujer que dice amar. Ante esto Amaia decide volver al país vasco, se consigue novio y en tiempor record ya está lista para vestirse de blanco, convencida de que esta vez es la que vale. La tercera es la vencida. Y esta vez Coldo ha sido correctamente invitado, pero cuando se entera de lo que está pasando decide que tiene algo que hacer al respecto, no está muy seguro de que, pero algo tiene que hacer. De pasadita que pide ayuda porque hay algo más que quiere hacer relacionado con Merche, pero aun no sabe del todo como hacerlo. Mientras tanto, Don Rafa vive su vida de perro andaluz pero extrañando en silencio a la chica del flequillo horroroso. Hast qus Coldo llega a puerto, va a su restaurant y Rafa tiene la certeza que una vez más va a atravezar media España, a enfrentar todo lo enfrentable, por amor a la mujer de su vida, aunque esta vez parte en desventaja. Y encima con Coldo, que mucho no ayuda y estorba bastante.

ocho_apellidos_catalanes_critica1

Ocho apellidos vascos (película): y es que hay que joderse, tío…

427394

Que comedia más magnífica, cliccetera, ligera, cumplidora y efectiva ha resultado ser esta, con el galardón de ser la película más taquillera de España de todos los tiempos, estrenada el 2014. Llego a ella con un poco de tiempo y ganas de reirme y que me he quedado muy satisfecho con esta Ocho Apellidos Vascos. Pese a que sus claras intenciones son jugar precisamente con todos los “preconcebidos” y “predeterminados” que tiene la “madre patria”, con sus clicces y sus prejuicios, lo hace con un guión elegante que sin mayor alarde consigue presentarnos a todos esos personajes de cartón, todo los acartonados posibles pero elegantemente cortados con tijera y funcionando como un tren sin frenos. Y se convierte casi sin querer queriendo en un crisol, un mosaico de lo que cualquiera podría creer de la España normal, del día a día, a los ojos de los extraños y los propios extranjeros (y que me ha tocado conocer de primera mano hace muy poco en Madrid y en mi ahora entrañable Barcelona, que un trozo del alma se me ha quedado ahí entre mis amigos Rosario y Ángel, mi sobrino Salvador y esas calles luminosas y dulces en las que siempre parece ser cuatro de la tarde). Unas brillantes actuaciones de cuatro actorazos de tomo y lomo, pero muy especialmente la de Dani Rovira, que te dejan perplejo ante sus papeles, en una película que jurarías que está en español pero de la que entiendes solo un 80% de lo que dicen porque la jerga y la replana típica de los estereotipos que encarnan abundan y conmocionan. He escuchado bellas palabras como majareta, que no oía (o más bien leía) desde hace muchos pero muchos años. Yo he crecido leyendo libros traducidos en España  y he seguido bien muchos de los modismos, pero ha habido momentos en que me he quedado en toda la calle y sin saber de que iba, especialmente en lo que se refiere al “salero andaluz” y los toscos que son los vascos. Sin saber si es que eso es así en realidad o es solo parte del cuento que con efectividad nos cuenta esta película. Y es que en Ocho Apellidos Vascos solo queda reirse de lo absolutamente absurda que es, mientras realmente amas a su pareja protagonista y a sus problemas. Que muy a lo español, van a tener que arreglarse al caballazo y a joderse que no hay quien planche.

Rafa es un sevillano que nunca ha salido de Andalucia y Amaia una guapa vasca a quien su novio acaba de abandonar unos pocos días antes de su boda. Sus personalidades no tienen nada de símiles y sin embargo sus vidas están en curso de colisición. De esos choques que cambian el curso del universo de hecho. Justo el día en que Amaia debería estar de despedida de soltera y se entera que su novio la ha dejado, está en el bar en donde Rafa trabaja y cuenta chistes subidos de tono y algo ofensivos acerca de los vascos. Y Amaia no es de las que se calla y Rafa es de los que te cargan y te sacan del local. Y quien dice odio, dice amor casi en el mismo tono. Y aunque no le pone un dedo encima Rafa pasa la noche con Amaia (que de lo ebría que va se queda dormida) y al día siguiente se marcha sin despedirse. Dejando atrás bolso y dirección. Por lo que Rafa, de la forma más aterrorizada posible comienza un viaje hasta Argoitia, en pleno corazón del país vasco, en donde vive la mujer que él cree que ama con toda su alma. Y va dispuesto a conseguir que ella caiga bajo sus encantos, que para perro andaluz el Rafa, que encima es del Betis y sacramentado a no se que santa de esas que abundan por allá. Sin enterarse aun que va a tener que hacerse pasar por vasco con dejo, modismos y todo (porque teme por su vida, considerando lo que los españoles creen acerca de los vascos en general)  y que si no espabila no solo puede terminar preso o bien muerto, sino también completamente casado. Con la mujer que ama, quizá, pero a la que definitivamente le faltan todos los tornillos del mundo pero que bien vale la pena en esos ojazos negros que tapa apenas con ese espantoso flequillo mal cortado.

critica-cine-ocho-apellidos-vascos-l-kyy1oy

Mis pulgas
¡Ladridos acertados!
  • 2,418,240 hits
Huesitos Sueltitos
10 07 04
¡Sigue al pajarito!
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 918 other subscribers