Posts Tagged ‘Vampiros’

Castlevania (Serie de TV, 2017): amor, venganza, sangre… y pocos episodios

Yo he jugado algunos de estos juegos que originan una franquicia que es bastante grande y popular. Bastante pues viene desde 1986 cuando Konami soltó el primer título de esta aventura de vampiros en toda regla. Y desde entonces son como 40 los juegos que han salido en diferentes plataformas. Y en el caso específico de la historia que Netflix ha decidido adaptar con su plata para la pantalla chica estamos hablando del juego Castlevania III: Dracula’s Curse que quien sabe si habré jugado. A decir verdad, aunque como medio mundo conozco el plot principal de toda esta saga, lo cierto es que no recuerdo haber acabado alguno de los juegos en cualquiera de sus plataformas. Y con tanto pergamino atrás ya como le tocaba una adaptación seria a la animación y esto lo que ha hecho Netflix, aunque con un resultado que ha sabido a poco considerando que esta “primera temporada” solo ha tenido cuatro escasisimos episodios de muchos más escasos veinte y tantos minutos. Lo bueno es que ya han confirmado una segunda temporada, que esperamos que tenga al menos el doble episodios. Lo cierto es que pese a esta extraña desición, la mini-serie consigue convencer a basa de mucha acción, animación de primer nivel y lenguaje grueso a todo lo que da. Y por supuesto, una trama todo lo lineal que se necesite para que justifique todo lo demás, pero sin mayor profundidad… ¿pero quien necesita nadarse por las explicaciones alambicadas, si lo que queremos ver es una buena dosis de gore vampírico y mucha acción?

A pesar de lo que el sentido común aconseja, la joven Lisa se cuela dentro del castillo de Vlad Dracula Tepes, en busca del conocimiento y sabiduria que el tétrico ser parece poseer, además de su fama de vampiro. Y a pesar de lo que ese mismo sentido común dicatría, el inmortal y despiadado Drácula queda prendado de la mujer y su mente brillante y la invita a quedarse en su castillo. Es el siglo XV en la antigua zona de Vallaquia, en Transilvania. Hasta ahí todo podría haber quedado bien e incluso el terrible mosntruo pudo ser aplacado por la presencia de Lisa, pero la iglesia de la zona interviene y tras capturar a Lisa, la queman en la hoguera bajo el cargo de ser una bruja. Cuando Drácula se entera de esto, le da un año a la gente de Vallaquia para abandonar la zona, antes que el desate su furia contra ellos. Un año es lo que el necesita para juntar a su ejército de la tinieblas y empezar a arrazar las ciudades, una por una. Y tras un año, y confiados en lo que la iglesia les prometió, las personas no han abandonado sus ciudades, las cuales empiezan a ser atacadas por las noches por las criaturas de Drácula. En medio de esta crisis, Trevor Belmont, el último miembro del ex comulgado clan Belmont, cuya misión en la Tierra es luchar contra Drácula, se ha convertido en un pobre ebrio que no podrá evitar acudir al llamado de la responsabilidad, y el honor mancillado de su clan, para plantarle cara al cruel vampiro y tratar de para la masacre de personas inocentes.

Van Helsing (series de TV): Solo una mordidita

A ver… voy a decir algunas cosas al vuelo, de manera corta y rápida y ustedes (incluso los que se den cuenta de que me “estoy equivocando”) harán de cuenta que tengo razón y así podré partir de un punto más o menos seguro para poder comentar esta serie y a ver si consigo que se vean un episodio, que está muy buena. La primera: encarnaciones e historias de vampiros, y de Drácula, hay muchas… desde el personaje histórico verificable en el que se basa el personaje literario, hasta a cierto vampirín demasiado chisporroteante y “chin chin” del que prefiero no acordarme. Libros, películas, series, videojuegos, comics, mangas, animes… lo que quieran, todos tienen historias de vampiros. En muchas de ellas nos hablan de la familia Van Helsing, la cual en resumidas cuentas intenta destruir al mítico vampiro y a sus huestes por completo, y estos Van Helsing han sido de todo tipo, y por generaciones, desde simples y poderosos guerreros a connotados sabios que lideran grupos para combatir a los chupa sangre. Hay tantos Van Helsing como historias de vampiros hay (y que casi podriamos decir que una buena historia de vampiros sin un  Van Helsing para poner el orden, no es una de las buenas). Y así llegamos a esta serie del canal SyFy que Netflix acaba de poner a disposición al mismo que se confirma ya una segunda temporada. Trece episodios la primera, trece episodios la segunda, creo. Otras verdades de Perogrullo: un vampiro no es un zombie, es un “infectado”, esta mucho más cerca de estar “enfermo” que de ser un fiambre andante. Se puede ser infectado sin morir o luego morir y volver a la vida aun como infectado. Un infectado, en este caso un vampiro, puede ser “sanado” bajo circunstancias muy específicas (matar el foco de infección, por ejemplo) pero si te mueres infectado y retornas, ya no hay nada que hacer, te conviertes en “nosferatu” (no muerto) que si está bastante cerca de ser zombie, excepto por (regla muy importante que separa claramente a ambos universos): todos los zombies hechos y derechos han perdido casi toda su capacidad cerebral mayor, viéndose reducido a los imperativos del instinto y de todos esos al más básico e importante: comer. Se come para sobrevivir, lo que en el caso de los zombies es una vaina porque ya están muertos, así que más bien “sobremorirían”, y no se anden riendo que la cosa es seria; si bien el zombie no digiere lo que come si que se alimenta; está en estado de putefracción avanzada, o incompleto, pero es muy fuerte y peligroso (especialmente si forman “manadas”) ya que no sienten dolor (ni tampoco necesita tener todas las tripas para poder moverse) así que un montón de zombies hambrientos, “todo terreno”, que no pueden ser curados, ni son capaces de pensar, a los que no les duele nada, son una cosa bastante terrible con la cual cruzarse. En cambio el vampiro promedio es más insidioso: puede estar vivo o muerto, parecer normal (ligeramente pálido), tomar comida y bebida normales (en poca medida porque les da mucho asco), estar a la luz del sol (solo al mediodía según la tradición) y libres toda la noche (o cuando acaba el crepúsculo) y por todo ello son un enemigo formidable porque casi no se diferencian de nosotros. Además su condición de “infectados” suele darles sentidos aumentados, fuerza sobrehumana y (nuevamente según la tradición) poder comunicarse y dar órdenes a animales inferiores, “débiles mentales” (locos, “disminuidos”, personas con daño cerebral o enfermedades mentales severas como la depresión) y a aquellos a los que haya “infectado” (o de plano convertirse, adquirir, su forma… me refiero a tomaer forma de animales como perros, gatos, ratas, cuervos,  etc… y muy especialmente murciélagos y vampiros). Otra más de la tradición: según ella se vuelven muy atractivos físicamente y de personalidad encantadora y subyugante, un humano normal, cualquiera, caería en su control solo por sus “encantos”. Pero la peor de todas es que claramente son capaces de mantener su nivel de pensamiento y conciencia intactos, y en algunos casos de aumentarlas. Un vampiro puede ser más inteligente, puede pensar, seguir órdenes complejas, decidir, comparar e incluso tomar sus propias desiciones. Luchar con  fuerza e inteligencia, planear con estrategia y ejecutar jugadas complejas. Por eso son más peligrosos, porque no solo no los reconocemos, sino que en general podriamos decir que son mejor que nosotros. Un predador por encima de nosotros y que se alimenta de nuestra sangre (pequeño detalle que no parece agradarles desde el punto de vista intelectual, pero son muy conscientes que morirían si no beben sangre). Y de todo esto va Van Helsing, un más que interesante ajustón a las tradiciones vampíricas clásicas (y de los Van Helsing) con fondo post apocalítico-futuro-cercano para darnos una historia bastante fresca y curiosa… pero sin llegar a romances edulcorados y montañeses, entre una chica que es francamente idiota y un vampiro que más parece Tinkerbell con tanto brillo y miradas-sileciosas-que-matan-y-que-conste-que-no-te-chupo-la-sangre-porque-soy-bueno.

El año es 2019. Hace dos años la humanidad vivió un evento de escala global al que ahora se conoce como “The Rising” (El Levantamiento) en el cual los vampiros aparecieron y tomaron el mundo para si, dejando a la humanidad al borde de la extinción, solo con la categoría de alimento. Y mientras esto pasaba, desde hace seis meses un solitario marine está apertrechado en un hospital cuidando de una mujer en coma, y en compañía de una doctora convertida en vampiro, a la que alimenta con su propia sangre porque ella podría explicarle que debería hacer a continuación si  consiguiera hablar, claro. Está solo, sin ideas y con una orden ad infinitum: cuidar de la doctora y de la mujer en coma, que se llama Vanessa Van Helsing, mientras que tras las puertas el mundo literalmente se ha ido al infierno.

 

The Strain, tercera temporada (serie de TV): vamos perdiendo y no lo queremos reconocer

shtamm-the-strain-serial-2014_90858_0

Felizmente que en esta temporada bajetona de series que me interesen reaparece The Strain, y lo hace con ganas de seguirle al rollo  con fuerza y sin chuparse. Un par de minutos para el necesario “en capítulos anteriores” y de ahí a darle con fuerza. Considerando que esta es la tercera temporada tendría que abundar enm spoilers para comentarla, y como pienso que es una serie muy buena, creo que prefiero recomendarselas así, a secas, para ver si se enganchan. Eso si, lo que si les voy a decir de ella, pero basándome en los tres libros en que se basa es que The Strain, es quizás la historia de vampiros más rara que podrán ver jamás, y que les debe borrar de un plumazo el mal sabor que Crepúsculo les haya podido dejar. Ya sea por su bien concebida seudociencia para explicar lo que está pasando a su magnífico ajustón final con fanfarrias celestiales, sorpresa final y the End of Evangelion, esta historia no decepciona. Aunque claro, yo prefiero los libros.

Uhm… pero… ¿algo de la trama? bueno, nos responderemos la pregunta ¿qué es lo que ha pasado aquí desde la última vez que vimos a esta conspicua mancha de humanos tratando de no ser “chupados”? pues que nos hemos ido al carajo, y a buen ritmo, y nadie parece darse cuenta con claridad. Eso es lo que ha pasado. Y sigue pasando.

quinlan-750x490

Mis pulgas
Archivo Souma
¡Sigue al pajarito!
Perro G+
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 919 other subscribers