Posts Tagged ‘Zombie’

Santa Clarita Diet (Serie de TV, 2017): ¡Bon… er… Apetit!

No la vean. Eso es lo que les voy a recomendar. O mejor… véanla, pero por absolutamente nada del mundo se les ocurra comer mientras la ven. O un par de horas antes, mínimo. Porque si hay algo que a mi, en mi caso personal, esta serie me ha demostrado es que aun puedo tener asco ante el gore y la temática zombie. Yo soy (repito, cre{ia que era) de los que podían ver una horda de semi putrefactos muertos correteando a Rick, quien les hacia explotar la cabeza a balazos (si, cualquier episodio de The Walking Dead) mientras comía muy tranquilamente mi chaufa y tomaba mi Inca Kola. Pero con esta serie… caray… TUVE QUE DEJAR DE COMER porque me dio demasiado “asquito”. Dice el buen Stephen King, amo del terror y el suspense, que lo que verdaderamente le da miedo a la gente no es un monstruo de dos metros, dos cabezas y dientes de 5 cm, que puede ver en la oscuridad y escupe ácido por sus bocas (si, cualquier Alien) si no que lo que realmente da miedo es cuando una cosa que consideramos natural e inofensiva se vuelve de un momento a otro en algo completamente opuesto. Algo antinatural. Por eso puede darnos mucho miedo cuando el amor que tiene un dueño por su volkswagen, se convierte en el “amor” que un volkswagen tiene por su dueño. Y ya no hablemos de payasos y niños, que se suponen su mejor amigo pero a veces resulta que no lo son. Y así es Santa Clarita Diet… te sacude porque las cosas gore-zombie ocurren en un ambiente normal, de sitcom gringo (recuerden esto es una “comedia de terror” según sus productores), y de repente unos 30 litros de vomito verdoso y con arverjitas lo cubren todo… o nuestra querida protagonitsa le pega una buena mordida en primer plano a una pata de pollo cruda y con su pellejito más… y ya no hablemos de los chistecitos y comentarios que se pega “mamá zombie” de las cosas que se come, de un espantoso y genial mal gusto… un momento, ya vengo… tengo que “regresar” algo que entró por donde entró… ya vine, felizmente almorcé poco. Así que ese es precisamente el plato fuerte de esta serie: su tremendamente bien llevado trabajo de efectos especialeso simplemente criterio y buena fotografía, orientados a matarnos del asco; seguido por una impecable trama que, al menos yo, nunca he visto antes; y cerramos con una impecable actuación de su pareja principal a la que le toma minutos convencernos que son muy reales y están muy metidos en su realidad (Drew Barrymore como Sheila Hammnond y Timothy Olyphant como Joel Hammond). La señora Souma y yo hemos quedado en seguir viéndola, pero sin comida de por medio.

Joel y Sheila Hammond son agentes inmobiliarios y residentes en Santa Clarita, en la periferia de Los Ángeles. Su vida no es perfecta pero está por encima del promedio y tienen una hija que es un problema, como todo adolescentes, pero tampoco es para tanto. Como agentes que son tienen buenos y malos días, pero en general cumplen con la cuota y su vida marital… es lo aburrida que se espera que sea, pero ellos aun se quieren bastante. Sheila se pregunta a veces… solo a veces… si le gustaría tener una vida más arriesgada, más llena de acción… con sexo a lo bruto… o comprarse una camioneta carísima solo por sentir la potencia de su motor. Pero no, los Hammond son en general una familia ligeramente arriba del promedio viviendo una vida común, pero cómoda. Hasta el día que Sheila se siente un poco mal… y luego empiezan a pasar cosas… y otras cosas… y cosas que salpican también pasan… y… se muere. Al manos eso nos dice la idea general que debería tener un corazón que late. Y sangre de esa que es líquida y mancha. Ahora Sheila ha cambiado y está decidida a hacer todas esas cosas extremas e impulsivas que siempre se prohibió; y ademas tiene hambre. Mucha hambre. Al principio le iba bien con comer carne cruda molida, pero poco a poco se está convirtiendo en una gourmet y quiere que su menú sea más rico en proteinas. Hombre que quiere comer carne cruda de humano recién muerto, de preferencia si lo manda al otro barrio ella misma. Fresquita. Fuera de eso, sigue siendo la misma Sheila Hammond de siempre, versión 2.0.

Va una de zombies y gatitos… dos de mis cosas favoritas (un saGATO CATurday de… zombies y gatitos)

Bueno… como que está haciendo friecito y necesitamos algo de acción para terminar de despertarnos ¿no? es sábado, pero eso en el fondo no significa gran cosa Me topo con este gracioso video, de un apocalipsis zombie en la que un par de “gatos comando” llevan adelante una misión de rescate, en el canal de video Mr. TVCow…. y aunque me da que ya lo he puesto por aquí alguna vez (luego de cinco años en este plan, alguna vez me tengo que repetir, digo yo) es tan gracioso que no puedo más que volverlo a compartir. Y tiene su final zombie típico y todo. ¡Qué lo disfruten!

“Santa Clarita Diet” (trailer): Me tinka que Netflix tiene algo realmente genial entre manos

Ya hemos dicho hasta el hartazgo que Netflix, con mucho tino, ha conseguido todo tipo de éxitos ahí en donde muchos hubieramos dicho que iba a fracasar. Y con las ganancias de esos éxitos no se ha quedado con las manos cruzadas y ha investigado e invertido bajo riesgo a ver que más le salía bien. Claro que ha metido la pata varias veces… pero también amanece cualquier día y te presenta cosas como esta serie de TV con la que francamente nos vamos a morir de la risa todos. Presentada como una comedia de terror tenemos a una joven pareja viviendo una muy aburrida vida en un suburbio gringo, quienes de un momento a otro sufrirán una… bueno, he de asumir que es trágico que te pase algo así… y eso los llevará a cambiar de vida y de muerte. Si, de muerte. Porque esta va de zombies… y se estrena en febrero y no me la pienso perder por nada del mundo.

Train to Busan -Estación Zombie- (película): un solo destino una sola parada, morir

Ha sido un gusto ver esta película, que con mucho tino y cuidado; y que de manera absolutamente extraña aparece en nuestra cartelera. Osea, es una película coreana de este año, que se exhibió en Cannes y que obstenta el record de taquilla para su país, Corea del Sur, con más de diez millones de espectadores, y que en un medio actualmente saturado de “cosas zombie”, presenta una historia y unos conceptos frescos y renovadores. En serio me ha sorprendido gratamente no solo por su dirección, frenética y acertada, sino por lo bien que consigue transitar por el universo zombies y sus “clicces”. Puede que eso sea su primer gran logro, que a nivel de canón zombie (por lo tanto aceptación de los fans) hay muy poco pero muy poco para quejarse: la película respeta los principales principios del mundo zombie y se alimenta a si misma con detalles muy típicos de la narrativa oriental. Por ejemplo, una premisa clásica: entre más cerca te muerden de la cabeza, más rápido te conviertes, y si la trama empieza a prestarte mucha atención, eres el que sigue en la lista de butifarras. Pero lo que tiene de muy interesante, y me encantó, es su propuesta de escenario: las circunstancias de un apocalipsis zombie en un tren y sus estaciones, de hecho en un tren bala de alta tecnología y estaciones “vacías”. No se ve eso mucho como escenario y hay que decir que tanto guión como ejecución le sacan el jugo a la idea. Y lo digo yo, fan perdido de los juego de zombies, las películas de zombies, los comics de zombies y todo cuanto tenga que ver del tema.

Seoul, capital de Corea del Sur, una de las ciudades más avanzadas del planeta y de las mejores para vivir. Y al mismo tiempo una urbe frenética y fría, en la que el flujo de negocios y dinero son más importantes que las consideraciones humanas. Como por ejemplo el tiempo que un padre corredor de bolsa debería tomarse para asistir a una actuación en el cole de su hija, donde ella va a cantar una canción dedicada a él. Y también tenemos una ciudad en la que la desesperación por ganar dinero ha llevado a muchas empresas a jugar y experimentar, y entre bajar costos y tratar de ganas más la bioseguridad se relaja y el resultado es un brote de una enfermedad que convierte a las personas en cadaveres hambrientos. Y en medio del caos ahora un padre que apenas si conoce a su hija, promete llevarla hasta donde está su madre, su ex esposa, para garantizar la seguridad de ambas. Eso claro, si no terminan formando parte del carrito de bocaditos de un tren bala.

iZombie (Serie de TV): ni zombie, ni detective ni nada que se le parezca

492685

Me pongo a ver la tan mentada iZombie de la que tanto me habían hablado. Pero antes de discurrir acerca de ella quisiera comentarles acerca del “canon”. ¿Qué es un canon? en un sentido muy sencillo son un conjuntos de suspuestos (o reglas) que soportan algo como una idea o en etse caso vamos a decir que el mundo de los zombies (como muchos otros) tiene un canon básico que nos dice que son y que hacen los zombies, y que forma tienen sus historias. Este canon se basa en las películas de George Romero y si no te gusta el canon que el estableció, puedes siempre crear tus propias variantes y ver que te sale. Vamos, que son reglas pero no son obligatorias. Llegados a este punto volvemos a iZombie para decir que ha sido bastante inútil, desde mi perspectiva, ponerle la palabra zombie al título ya que esto es cualquier cosa menos una historia de zombies convenciona. Ni siquiera es una historia de zombies no convencional, simplemente es un amasijo de ideas que parecen funcionar por momentos o se vuelven tremendamente absurdos en otros. Ok, entiendo que se base en un comic y que se tome todas las libertades del mundo en su reinterpretación de la cosa zombie, pero por una cuestión estricta de orden bien pudo llamarse de cualquier otra manera y seguiría funcionando igual. He visto cuatro episodios de su primera temporada y no me sorprende ni me engancha, especialmente porque no es algo de zombies, ni asusta ni nada de nada. Casi parece solo otra sitcom juvenil. Pero parece que el que anda equivocado soy yo, todo el mundo parece estar bastante satisfecho con la serie (todos los que la ven, claro).

Olivia “Liv” Moore era una destacada estudiante de medicina, un poco aislada de los demás y de actitud fácilmente confundible con petulante y con un brillante futuro y novio guapo para matrimonio pronto. Su vida estaba completamente trazada hasta que en un momento de debilidad social termina participando en una fiesta en un bote, la cual termina convirtiéndose en un entusiasta apocalipsis zombie gracias a una droga de diseño que se consume durante la fiesta. Resultado final seis meses despues: Liv es una zombie, de piel albina (nadie sabe de su cambio) cuyas costumbres y planes se han trastocado del todo, y ahora se alimenta de cerebros, para lo cual ha pasado de una brillante estrudiante de neurocirugia a pasante en la morgue, que es donde se puede agenciar sis muchas sospechas su peculiar dieta. Pero hay algo más: resulta que además de conservar todas sus habilidades mentales intactas y no ser víctima de la necesidad de comer cerebros, Liv puede obtener información de los cerebros que come, la cual a manera de visiones le permite “saber” que pensaba el propietario del cerebro que se acaba de comer. Y no solo sus pensamientos puede ver, sino que adquiere sus habilidades, por ejemplo los idiomas que hablaba el muertito. La cosa se complicará bastante cuando Liv decida ayudar al detective Babineaux a resolver casos de homicidio basándose en las visiones que llegan a ella tras comer un poco del cerebro de las víctimas. Eso si, el cerebro puede ser comido como parte de algún bocadillo más elaborado, hábrase visto.

1241008250895907656

Kabaneri of the Iron Fortress (serie de TV): el primo de “Attack on Titan” que quieres conocer

20160422095030456

Lo primero que hay que decir, hay que decirlo sin vueltas: esta serie bebe mucho de Shingeki no Kyojin, y si esa te gustó de seguro que esta te gustará también. Ya que al margen de tener tantos puntos en común en su desarrollo, una animación impecable y una narración que no da respiros, la hacen una serie que vale la pena ver al grito de “esto me parece conocido, pero que bien que les ha quedado”. Yo sin darme cuenta me he soplado once episodios, mientras sudaba otros de mis habituales resfrios por el cambio de clima. Y si, si el diseño de personajes les resulta “familiar” (especialmente a los mayorcitos) es que está en manos de Haruhiko Mikimoto (si no sabes quien es no te preocupes, solo es que eres nuevo en esto del anime). En todo caso, es una serie recomendable para ver y disfrutar, pues como ya dije visualmente es un manjar y la historia (con sus huecos e incongruencias, que nada es perfecto) conecta muy rápido y llama la atención, amén de un buen juego de personajes encabezado por una de esas chicas de anime que son creadas, estoy seguro que si, en algún lugar lleno de maldad e indignidad con el único objetivo de hacer que se te caiga la baba cuando la ves. Ah, y trenes. Hay trenes y eso me encanta.

En un futuro distópico y steampunk la humanidad ha sido acorralada por los kabane, seres humanos infectados por un virus que encierra su corazón y sistema sanguineo en conductos de acero, haciendo que se vuelvan muy rápidos y fuertes, pierdan la mente volviéndose salvajes y tengan que alimentarse de sangre. Para protegerse, la humanidad se ha encerrado en ciudades amuralladas que se conectan únicamente a través de rieles de tren y que ahora son llamadas estaciones. Y en este futuro, la batalla por la supervivencia empieza a ser perdida por los humanos, dado que la única forma de detener completamente a un kabane es destruir su corazón, pero este está completamente blindado. La pólvora es un bien escaso, al igual que el metal para municiones, y el combate cuerpo a cuerpo que permite mutilar a un kabane no tiene mucho sentido cuando son cientos de ellos los que te atacan. En una de estas estaciones, un herrero de clase baja se ha obsesionado con la creación de un arma de aire comprimido, que pueda lanzar una bala blindada a tal velocidad que destroce el corazón del kabane. Pero justo cuando cree que ha encontrado la solución, uno de los trenes blindados que conectan las ciudades pierde el control y se estrella en la estación.

4

De 1932 a nuestros días: la evolución de los zombies

zombiesevolution

No estoy del todo seguro que la fecha iniciática será la correcta, y hay que discutir duro acerca de si “zombie” como lo conocemos existía antes de George A. Romero, pero la verdad es que este videito hace un recuento notable de como ha ido la cosa. Ya he puesto videitos antes de este grupo de profesionales del maquillaje que haciendo uso de su habilidad recrean conceptos como la belleza, los peinados y ahora a los zombies a través del tiempo y este no tiene pierde. Hay que ver como a pesar de los efectos especiales, el maquillaje sigue siendo un arte que no pierde fuerte y que en cierta medida tiene mucha más “magia”.

“Pandemic” (trailer): ¿la película que podría revitalizar las pelas de zombies?

PANDEMIC

De un tiempo a esta parte, y bajo el tremendo éxito que cosecha la serie de TV “The Walking Dead”, hemos sido testigos de una voragine de productos relacionados al universo zombie. De más y más series y películas con temática zombie, y debemos de ser sinceros: la gran mayoría no valen la pena ni para hacer canchita. A primera vista Pandemic no parece aportar nada nuevo, hasta que notamos que buena parte de su metraje se basa en el FPS (First Person Shooter) de los videojuegos, esto es de la cámara en primera persona (en este caso como parte del uniforme de los protagonistas) para contar la historia de un nada idóneo equipo militar que debe entrar a la infestada ciudad de Los Ángeles en busca de sobrevivientes, los cuales tal vez puedan aportar información importante para encontrar una cura. La verdad el trailer no pinta mal y tras algunos estropicios vistos últimamente como zombies que se enamoran o que pueden ser restituidos a su estado normal (violentándo la regla más básica del universo zombie: el zombie está muerto, no puede volver a la vida) estoy dispuesto a darle una oportunidad a esta película (sobretodo como buen fan del FPS que soy).

Mis pulgas
¡Ladridos acertados!
  • 2,423,665 hits
Huesitos Sueltitos
053 091 040
¡Sigue al pajarito!
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 912 other subscribers