Posts Tagged ‘Zombies’

Seoul Station (película): solo queda correr para no llegar tarde a la cita con la muerte

Luego de ver Train to Busan, una extraordinaria película de zombies made in Corea, me senté a documentarme del tema y descubrí esta película animada que se realizó luego del estreno de Train to Busan, a manera de spin-off, dado que está ambientada en el mismo momento que ocurre la otra pero en otra ciudad. Seoul Station, por el hecho de ser una película animada ya merece un análisis y tratamiento distinto, así que por lo pronto diremo que si están esperando en ella la animación que suelen tener los vecinos japoneses pues no, de hecho la película está animada con muy poco presupuesto (o al menos lo parece) y en algunos momentos se nota que no le han puesto cariño, solo la salva en este item una muy buena fotografía… impecable, pero hasta ahí. Esto no es anime, es cine animado o cine de animación que es una cosa completamente distinta y esta película prueba esa premisa. A nivel de narrativa cumple con lo que el género pide, e inclusive tiene algunos muy buenos momentos e ideas “nuevas” pero lo que vale oro puro es su final. Completamente fuera de lugar, pero completamente funcional, a lo que estábamos viendo. Literalmente es ir corriendo con desesperación y darse de cara contra una pared, y mientras nos estamos preguntando ¿qué pasó qué pasó vamos ahí….? la película acaba, casi casi diriamos que esta película vale la pena verla por ese final tan raro y creo que nunca visto en el género, que aun siendo raro funciona y que una vez más, cierra la historia muy a la manera del cine asiático. Y no diré más porque simplemente no se los quiero malograr porque es muy probable, como me ocurrió a mi, que simplemente no vean venir el camión argumental que los va a atropellar.

Cae el sol sobre la enorme ciudad de Seoul, capital de Corea del Sur, mientras las historias de sus habitantes avanzan. Desamores, traiciones, violencia, indiferencia… y un solitario anciano que camina tambaleándose mientras que con una mano se sujeta la garganta, tratando de evitar que la sangre siga brotando de una enorme mordida que tiene en ella. Sus última fuerzas le alcanzan para adentrarse en una de las estaciones subterráneas del tren, en una de las zonas en donde matan el tiempo los abandonados por la sociedad, los más pobres y los fracasados, los que tienen nada, que no pueden hacer otra cosa que atestiguar la muerte del anciano… y lo que pasó después.

Van Helsing (series de TV): Solo una mordidita

A ver… voy a decir algunas cosas al vuelo, de manera corta y rápida y ustedes (incluso los que se den cuenta de que me “estoy equivocando”) harán de cuenta que tengo razón y así podré partir de un punto más o menos seguro para poder comentar esta serie y a ver si consigo que se vean un episodio, que está muy buena. La primera: encarnaciones e historias de vampiros, y de Drácula, hay muchas… desde el personaje histórico verificable en el que se basa el personaje literario, hasta a cierto vampirín demasiado chisporroteante y “chin chin” del que prefiero no acordarme. Libros, películas, series, videojuegos, comics, mangas, animes… lo que quieran, todos tienen historias de vampiros. En muchas de ellas nos hablan de la familia Van Helsing, la cual en resumidas cuentas intenta destruir al mítico vampiro y a sus huestes por completo, y estos Van Helsing han sido de todo tipo, y por generaciones, desde simples y poderosos guerreros a connotados sabios que lideran grupos para combatir a los chupa sangre. Hay tantos Van Helsing como historias de vampiros hay (y que casi podriamos decir que una buena historia de vampiros sin un  Van Helsing para poner el orden, no es una de las buenas). Y así llegamos a esta serie del canal SyFy que Netflix acaba de poner a disposición al mismo que se confirma ya una segunda temporada. Trece episodios la primera, trece episodios la segunda, creo. Otras verdades de Perogrullo: un vampiro no es un zombie, es un “infectado”, esta mucho más cerca de estar “enfermo” que de ser un fiambre andante. Se puede ser infectado sin morir o luego morir y volver a la vida aun como infectado. Un infectado, en este caso un vampiro, puede ser “sanado” bajo circunstancias muy específicas (matar el foco de infección, por ejemplo) pero si te mueres infectado y retornas, ya no hay nada que hacer, te conviertes en “nosferatu” (no muerto) que si está bastante cerca de ser zombie, excepto por (regla muy importante que separa claramente a ambos universos): todos los zombies hechos y derechos han perdido casi toda su capacidad cerebral mayor, viéndose reducido a los imperativos del instinto y de todos esos al más básico e importante: comer. Se come para sobrevivir, lo que en el caso de los zombies es una vaina porque ya están muertos, así que más bien “sobremorirían”, y no se anden riendo que la cosa es seria; si bien el zombie no digiere lo que come si que se alimenta; está en estado de putefracción avanzada, o incompleto, pero es muy fuerte y peligroso (especialmente si forman “manadas”) ya que no sienten dolor (ni tampoco necesita tener todas las tripas para poder moverse) así que un montón de zombies hambrientos, “todo terreno”, que no pueden ser curados, ni son capaces de pensar, a los que no les duele nada, son una cosa bastante terrible con la cual cruzarse. En cambio el vampiro promedio es más insidioso: puede estar vivo o muerto, parecer normal (ligeramente pálido), tomar comida y bebida normales (en poca medida porque les da mucho asco), estar a la luz del sol (solo al mediodía según la tradición) y libres toda la noche (o cuando acaba el crepúsculo) y por todo ello son un enemigo formidable porque casi no se diferencian de nosotros. Además su condición de “infectados” suele darles sentidos aumentados, fuerza sobrehumana y (nuevamente según la tradición) poder comunicarse y dar órdenes a animales inferiores, “débiles mentales” (locos, “disminuidos”, personas con daño cerebral o enfermedades mentales severas como la depresión) y a aquellos a los que haya “infectado” (o de plano convertirse, adquirir, su forma… me refiero a tomaer forma de animales como perros, gatos, ratas, cuervos,  etc… y muy especialmente murciélagos y vampiros). Otra más de la tradición: según ella se vuelven muy atractivos físicamente y de personalidad encantadora y subyugante, un humano normal, cualquiera, caería en su control solo por sus “encantos”. Pero la peor de todas es que claramente son capaces de mantener su nivel de pensamiento y conciencia intactos, y en algunos casos de aumentarlas. Un vampiro puede ser más inteligente, puede pensar, seguir órdenes complejas, decidir, comparar e incluso tomar sus propias desiciones. Luchar con  fuerza e inteligencia, planear con estrategia y ejecutar jugadas complejas. Por eso son más peligrosos, porque no solo no los reconocemos, sino que en general podriamos decir que son mejor que nosotros. Un predador por encima de nosotros y que se alimenta de nuestra sangre (pequeño detalle que no parece agradarles desde el punto de vista intelectual, pero son muy conscientes que morirían si no beben sangre). Y de todo esto va Van Helsing, un más que interesante ajustón a las tradiciones vampíricas clásicas (y de los Van Helsing) con fondo post apocalítico-futuro-cercano para darnos una historia bastante fresca y curiosa… pero sin llegar a romances edulcorados y montañeses, entre una chica que es francamente idiota y un vampiro que más parece Tinkerbell con tanto brillo y miradas-sileciosas-que-matan-y-que-conste-que-no-te-chupo-la-sangre-porque-soy-bueno.

El año es 2019. Hace dos años la humanidad vivió un evento de escala global al que ahora se conoce como “The Rising” (El Levantamiento) en el cual los vampiros aparecieron y tomaron el mundo para si, dejando a la humanidad al borde de la extinción, solo con la categoría de alimento. Y mientras esto pasaba, desde hace seis meses un solitario marine está apertrechado en un hospital cuidando de una mujer en coma, y en compañía de una doctora convertida en vampiro, a la que alimenta con su propia sangre porque ella podría explicarle que debería hacer a continuación si  consiguiera hablar, claro. Está solo, sin ideas y con una orden ad infinitum: cuidar de la doctora y de la mujer en coma, que se llama Vanessa Van Helsing, mientras que tras las puertas el mundo literalmente se ha ido al infierno.

 

Para bien o para mal, ya tenemos trailer de “Resident Evil: capítulo final” (me salió en verso sin hacer esfuerzo)

b280ca_re6

La verdad es que nos vuelven a prometer lo que ya nos prometieron en las cinco películas anteriores (además de que esta sería la última últimita): mucha acción, mucho zombie y mucha Milla. Pero nada de Resident Evil. Supongo que los odiadores de siempre empezarán con el plañideo habitual de “no es como G1, así no es Optimus…” (oh, perdón, eso era para mis post de Transformers, en donde tengo el mismo problemita). La cosa es así: yo soy un gran fan de esta saga de juegos, que incluso he jugado en varias plataformas, pero desde la primera película decidí no hacer hígado con eso y simplemente concentrarme en la película como tal. Y si lo haces asío lo que tienes son un grupo de películas bastante regularonas de temática zombie… con un curioso logo de sombrillita que “desconocozco mayormente”. Lo mismo les hubiera dado usar otro logo y otros nombres. Así que si has llegado hasta la cinco y sobreviviste a base de Hepaviontas… ya pues… veremos la sexta, que queda. Considerando una cosa, en haras de la justicia: ya son seis películas de este tinglado, ahí donde franquicias que se pensaban que serían más sólidas no pasaron de la segunda.

“The Girl with All the Gifts” (Trailer): una de zombies no tan zombies, que embromar

affiche-the-girl-with-all-the-gifts-2016-1

Pese a que ya lleva medio rato el haberse vuelto medio cansino este tema de los zombies, no dejan de aparecer por ahí propuestas con algo de novedad más allá del simple mordisqueo y la búsqueda de cerebros para merendar, tal es es el caso de esta nueva película de temática zombien basada en un exitoso best seller homónimo escrito por M.R. Carey (está de moda eso de que los escritores escriban sus nombres con dos iniciales y su apellido). En ese sentido “La chica con todos los dones” (u obsequios, depende de como quieran traducir “gift”) nos presenta nuevamente un apocalipsis zombie en donde los humanos ya han perdido terreno y los pocos que quedan viven en bunkers militares. El culpable de este problema es un hongo que hace perder la cabeza al infectado, convirtiendolo en una bestia sedienta de carne a la que los humanos han bautizados como “hungries” (hambrientos). Y aquí viene lo curioso: en una de estas bases se estudia a un grupo de niños hungries, que no han perdido sus capacidades mentales y solo se vuelven furiosos ante la presencia cercana de seres humanos… y… dejemos que el trailer les muestre lo que pasa después.

Mis pulgas
Archivo Souma
¡Sigue al pajarito!
Perro G+
Tumblr perruno

Sígueme en Tumblr
Sígueme Tumblr Perruno

¡Un "guau" en tu mail!

Deja tu correo electrónico para suscribirte al blog perruno y recibe el contenido directo en tu bandeja de entrada.

Join 27 other subscribers